Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Envía miles de mensajes de amor en botellas y le denuncian por contaminar el medioambiente

botellasTwitter

Un hombre que se quedó viudo después de que su esposa falleciera de cáncer, decidió enviar 2.000 mensajes románticos al mar en botellas de vidrio y, aunque recibió propuestas para un potencial encuentro, multitud de vecinos lo denunciaron a las autoridades y le acusaron de contaminar el medioambiente.

Craig Sullivan, de 49 años, comenzó a enviar sus mensajes de amor después de perder a su esposa por cáncer de mama hace 18 meses. Él salió de su hogar de Londres para recorrer varias playas británicas y lanzar allí mensajes románticos en botellas con el fin de encontrar un nuevo amor.
Tras lanzar las botellas al mar, recibió multitud de propuestas para encontrarse. Sin embargo, hubo vecinos que no encontraron romanticismo ninguno en este acto y decidieron denunciarlo a las autoridades argumentando que contaminaba el medioambiente.
Pero su búsqueda ha sido criticada por los ecologistas después de encontrar 30 botellas en la pintoresca Bahía Rhossili en Swansea, Gales. Walker Helen Gill, de 36 años, recogió las botellas de la arena antes de ponerse en contacto con Sullivan, recoge Daily Mail.
Ella dijo: "Fui a dar un paseo por la playa y nos encontramos con unas 30 botellas de vidrio con notas". "Es muy romántico. Pero mis amigos son miembros de la Marine Conservation Society y tanto ellos como yo, estábamos muy preocupados por lo que está haciendo con el medio ambiente".
Además añade que podrían haberse roto y haber dejado cristales en las playas, e incluso los animales podrían resultar heridos. "Todo el mundo ha estado muy molesto por el hecho de que es una basura".
Gill dijo que incluso detuvo a Sullivan para ir a Escocia a dejar caer más botellas en los ríos mientras seguía buscando el amor. Ahora Craig, de origen escocés, que vive en Blackheath, al sur de Londres, ha desechado la idea.
El gerente de la compañía, Craig, dijo: "Ha habido una reacción bastante desagradable a mis intenciones, que no pretendían lograr este tipo de reacción". "Aunque siempre acojo con satisfacción el debate y la argumentación racionales, esto se ha vuelto demasiado personal y desagradable, así que se acabó".
"Se ha producido una especie de odio irracional y abuso fuera de proporción con la escala o la intención original de mi proyecto. Ha sido muy triste leer todo esto, pero no afectará mi optimismo o planes de encontrar a alguien del que enamorarme".
Según cuenta Sullivan se inspiró en la canción ‘Message in the bottle’ del grupo The Police  en la que se cuenta la historia de un náufrago que está en una isla desierta y pone en marcha su plan para encontrar el amor.