Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Muere María de Villota a los 33 años de edad

La expiloto de Fórmula 1, María de Villota, ha muerto por causas naturales según ha confirmado la policía en un hotel de Sevilla. María, que perdió un ojo en un gravísimo accidente, se encontraba en Sevilla para participar en un Congreso. Tras el accidente siempre se mostró muy positiva, "sigo recordando la suerte que tuve de poder contarlo".

A las ocho menos diez de la mañana se recibía el aviso en los servicios de emergencias. El cuerpo de la expiloto ha sido encontrado sin vida en la habitación del hotel Sevilla Congresos.
Hasta el lugar se ha trasladado la policía científica y una comisión judicial. Los primeros indicios apuntan a que se trata de una muerte natural. El cuerpo de María ha sido trasladado al instituto anatómico forense de Sevilla.
De Villota se había desplazado a la capital hispalense para participar en el congreso organizado por la Fundación "Lo que de verdad importa", que iba a ser inaugurado a partir de las 09.30 horas por el alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, y ha sido suspendido.
"MARÍA SE NOS HA IDO"
La familia ha confirmado la muerte de la expiloto en un breve comunicado: "Queridos amigos: María se nos ha ido. Tenía que ir al cielo como todos los ángeles. Doy gracias a Dios por el año y medio de más que la dejó entre nosotros".
María, que tenía 33 años, se había convertido en un ejemplo de optimismo y superación tras sufrir un grave accidente en unas pruebas de aerodinámica el 3 de julio de 2012. La expiloto afirmaba que "a pesar de que en estos 12 meses mi vida ha cambiado por completo, sigo recordando la suerte que tuve de poder contarlo. El mejor regalo que me ha dejado el accidente es el de vivir una nueva oportunidad pilotando mi vida de una forma diferente".
El pasado mes de julio, María anunció en Twitter que se había casado por sorpresa con su novio, Rodrigo, en Santander. "Ya estaba enamorada de él, pero, tras el accidente, descubrí un amor incondicional que está por encima de todo", decía entonces.