Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Empleados de Mary Kay España se vuelcan con la formación a mujeres maltratadas junto con Fundación Integra

Cerca de veinte empleados de Mary Kay España han participado de manera voluntaria en la Escuela de Formación Prelaboral y Fortalecimiento Personal que la Fundación Integra y Mary Kay han puesto en marcha para apoyar la empleabilidad de mujeres que han sufrido violencia de género.
Esta nueva iniciativa se enmarca dentro del proyecto 'Un nuevo futuro con Mary Kay' que este año ha comenzado su tercera edición y del que ya han podido beneficiarse más de 100 mujeres con pasados marcados por los malos tratos.
En esta ocasión, el compromiso de los empleados de la compañía ha permitido a 40 mujeres participar durante dos semanas en la Escuela de Mary Kay y Fundación Integra, con un completo programa de formación en el que las mujeres han podido mejorar su empleabilidad para aumentar sus posibilidades de encontrar un puesto de trabajo, según los impulsores.
La voluntaria de Mary Kay, Natalia, ha destacado que ayudan a "mujeres que tienen historias muy complicadas detrás, pero que tienen una fuerza enorme y muchas ganas de salir adelante, de aprender y mejorar. Valoran que haya alguien que les escuche y trate de entenderlas."
Los voluntarios han impartido más de 20 talleres en los que han compartido con las participantes su tiempo y su experiencia. Les han enseñado desde las habilidades prelaborales más prácticas, tales como hacer un curriculum o cómo enfrentarse a una entrevista de trabajo; hasta conocimientos más útiles, como el saber leer una nómina, conocer los derechos de los trabajadores o cómo controlar los gastos y los ingresos, entre otros.
"A nivel personal me ha cambiado por completo porque, de no salir y estar encerrada en casa, decaída, pasas a encontrarte con el mundo. Los formadores me han dado una fuerza tremenda, me han dado seguridad y lo que he aprendido me va a servir, no solo para encontrar trabajo, sino para el resto de mi vida", ha aclarado una participante de la Escuela.