Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Eminem sale del armario en The Interview: Soy gay

Eminem sale del armario en The Interview: Soy gaySony

Tras la decisión de Sony de estrenar The Interview, la cinta continúa dando de qué hablar. En este caso no ha sido por los hackers o por la supuesta participación del gobierno norcoreano en el ataque cibernético. Esta vez el tema de conversación es el divertido cameo de Eminem en la cinta.

El rapero siempre está envuelto en polémicas y ésta no iba a ser menos. Su aparición en la también controvertida película ha sido muy comentada. Y es que, en una entrevista ficticia en el programa de Dave Skylark (James Franco), se declara gay: "Cuando hablo de los gays y la gente dice que mis letras son homófobas, eso es porque soy gay".
Eminem, que es considerado enemigo de la comunidad homosexual en Estados Unidos, asegura en la cinta, con total normalidad, que le gustan los hombres, a lo que el personaje de Franco responde con incredulidad: "Estoy un poco confundido, gay puede significar muchas cosas". El rapero asegura entonces que lo que le extraña es "que la gente no se haya dado cuenta antes".
La escena continúa detrás de las cámaras, con Aaron Rapoport, el personaje de Seth Rogen, citando a James Franco una de las estrofas del tema Medicine Balls de Eminem, en el que el rapero habla de un tal Hector y su culo: "I said nice rectum, I had a vasectomy, Hector. So you can't get pregnant if I bisexually wreck ya."
El rapero responde: "He ido dejando un rastro gay... en realidad Hector es real". Después Franco sentencia: "Hector y su culo eran reales".
ÉXITO EN INTERNET
The Interview ha recaudado un millón de dólares el día de su estreno, a pesar de que solamente pudo proyectarse en el 10 por ciento de las salas de cine previstas, debido al ciberataque contra Sony Pictures Entertainment, según ha informado la empresa estadounidense.
Después de tanta polémica, la cinta terminó estrenándose en más de 300 cines el pasado día de Navidad y en plataformas digitales. Aunque el mayor éxito lo ha obtenido en las descargas ilegales, casi un millón de personas se descargaron de manera ilegal la cinta durante las primeras 24 horas.