Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una niña de 12 años se debate entre la vida y la muerte tras dar a luz en Argentina

Fachada del Hospital Vidal en Corrientes, ArgentinaTwitter

La Justicia argentina investiga dos casos de embarazos prematuros en niñas de 11 y 12 años en la provincia norteña de Corrientes. Las dos jóvenes son atendidas en el hospital Vidal de Corrientes. La menor de ellas está solo en observación médica para vigilar su estado de gestación pero la mayor, que acaba de dar a luz a un bebé, sufre complicaciones postparto. Los médicos temen por su vida ya que varios órganos vitales se han visto afectados tras el alumbramiento. Además, sufre intensas cefaleas, desmayos e hipertensión. En estos momentos, sobrevive gracias a que está conectada a un respirador artificial y bajo terapia intensiva.

La situación de esta niña se complicó a las pocas horas del parto y una vez que ya estaba en su casa. En declaraciones recogidas por el diario Clarín, la doctora  Norma Pérez, Directora Asociada del Hospital Vidal, asegura que la chica fue trasladada e ingresada en el centro tras sufrir un grave episodio de hipertensión que le afectó a varios órganos vitales.

Según su testimonio, estos cuadros se ven con frecuencia en embarazos adolescentes. Cursan de la misma forma, partos normales pero a las pocas horas empiezan con náuseas, cefaleas y subidas de tensión.

Esto fue lo que le ocurrió a esta chica de 12 años tras dar a luz en Saladas que tras un recorrido por varias clínicas ingresó definitivamente en el hospital de Corrientes tras comprobarse que tenía afectados los riñones, anemia y otras alteraciones. Más tarde tuvo un cuadro respiratorio complicado, por lo que requirió la ayuda de un respirador artificial. Según los facultativos que la atienden su estado de salud es reservado.

En este mismo hospital se sigue de cerca y controla el caso de una niña de 11 años que está en su sexto mes de embarazo. De ella solo se sabe que asiste a un colegio cercano al hospital y que “tiene los riesgos propios de una gestación no acorde a la edad".

Fuentes judiciales admitieron que ambos casos, el de la niña de 12 años y el de la chica de 11, se encuentran siendo investigados por la Justicia.