Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Cesc me robó a mi mujer cuando intentábamos tener un bebé"

Cesc  fábregas Daniella Semaancuatro.com

El millionario Elie Taktouk ha arremetido contra Cesc Fàbregas en una entrevista en el periódico británico 'The Sun'. Asegura que el futbolista le robó a su mujer, la libanesa Daniella Semaan, mientras estaba intentando tener un tercer hijo.

El magnate inmobiliario descubrió su relación cuando vio unas fotos en un periódico del jugador de vacaciones con una "misteriosa morena", a la que reconoció como su mujer, de 38 años.
"Estuve en shock durante meses, y aunque no podía aceptarlo, no quería que ella volviera. En el momento en que vi las fotografías corté todos mis sentimientos".
Taktouk asegura que no le sorprende por parte del futbolista: "No podría esperar menos de él, tiene 25 años y es un tonto. Ella fue tras él y le dejará tan pronto como su dinero y su fama se apaguen. No es que Fàbregas sea David Beckham".
En junio del año pasado se dejaron ver muy cariñosos en las playas de Niza y siguen con su relación a día de hoy.
Elie, como cariñosamente llaman a Daniella, ya está divorciada y ha convertido al joven Fàbregas en padrastro de su hijo de ocho años y de su hija de once. En el acuerdo de divorcio, ella consiguió una pensión mensual de más de 3.000 euros al mes, en lugar de los 10.000 que solicitaba inicialmente.
Taktouk se casó con Daniella en 1998 en una romántica ceremonia en el Líbano. Tras 12 años de matrimonio, ella coincidió con Fàbregas en 2010 en un restaurante japonés en Londres. Dicen que le pidió un autógrafo, pero el jugador, que por entonces todavía salía con la española Carla García, le dio su número de teléfono.
Lo que no sabemos qué tal le habrán sentado al futbolista estas duras acusaciones...