Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las lluvias se extenderán por casi todo el país en la segunda parte del puente

Un hombre se protege de la lluvia con un paraguasEFE/Archivo

Las precipitaciones se extenderán por casi todo el país en la segunda parte del Puente de Todos los Santos debido a la entrada de dos borrascas, una de ellas por el oeste de Canarias y la otra, por el norte peninsular, aunque, a partir del lunes, las lluvias irán remitiendo y la situación "tenderá a estabilizarse", según ha explicado a Europa Press el portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), Francisco Martín León.

Así, para la jornada del sábado se esperan precipitaciones generalizadas en gran parte del país "excepto en la zona mediterránea y las Islas Baleares", según ha precisado Martín León, quien ha añadido que las lluvias serán "fuertes y persistentes" en áreas del suroeste y centro peninsular, donde se ha activado la alerta en varias provincias. Además, habrá intervalos de viento fuerte, especialmente en el litoral sur de la Península, noreste de Gerona y Baleares.
Por ejemplo, las lluvias activarán la alerta naranja (riesgo importante) en Cáceres, por una precipitación acumulada en 12 horas de 80 litros por metro cuadrado, mientras que el viento hará que La Palma esté en el mismo nivel de alerta por rachas de hasta 90 kilómetros por hora.
En el caso de las temperaturas, el portavoz de la AEMET ha precisado que "aumentarán por el sur peninsular y bajarán por el norte". En cualquier caso, el descenso de los termómetros se generalizará a partir del domingo, "tanto las máximas como las mínimas, que descenderán entre tres o cuatro grados".
Para el domingo, continuarán las lluvias por casi todo el país, con posibilidad de precipitaciones localmente fuertes y persistentes en el sistema central, Andalucía y en las Islas Canarias más occidentales. Además, la cota de nieve bajará hasta los 1.200 metros en Galicia y Cantábrico, a los 1.600 metros en el sistema central y Alto Ebro y a los 2.000 metros en el Pirineo oriental.
El inicio de la semana estará marcado por la entrada de un nuevo frente frío por el norte que dejará precipitaciones persistentes en el noroeste peninsular y en la cordillera cantábrica aunque esta situación, según el portavoz de la AEMET, tenderá a estabilizarse "a mitad de la semana", mientras que en el resto del país "no se esperan lluvias".