Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los sismos de Frontera, escenario de la erupción submarina de La Restinga

Los científicos apuntan que la sismicidad en la zona de El Golfo, de menor magnitud, podría derivar en una erupción submarina

La dirección del Plan de Protección Civil por Riesgo Volcánico (PEVOLCA) ha señalado este jueves que los fenómenos sísmicos de Frontera, en El Hierro, que se han intensificado en los últimos días, corresponden al escenario de la erupción submarina de La Restinga, que se inició el pasado 10 de octubre.
Tras la reunión del Comité Director celebrada este jueves, la portavoz del comité científico del PEVOLCA, Carmen López, ha informado que la sismicidad que se produce en el norte de la isla incide en la tasa de emisión de la erupción fisural del sur.
López ha resaltado que la alta sismicidad que se ha producido --con magnitudes de 4,3 y 4,4 grados-- ha afectado al mecanismo de realimentación magmática del proceso eruptivo de La Restinga, "generando un proceso de difusión rectificada, una inyección de presión en el magma que aumenta su tasa de emisión y libera gran cantidad de gases".
Según ha explicado, este fenómeno es el que se ha visto representando en los pulsos discontinuos del tremor y en las nuevas manchas aparecidas en la superficie del Mar de las Calmas, que adquieren un color blanco, junto al marrón del material piroclástico, precisamente por la presencia de los gases.
Asimismo, la dirección del PEVOLCA ha recordado que no hay riesgo para la población pero que todos los recursos de Protección Civil están activados. Los científicos no descartan totalmente que otra sismicidad más pequeña y de menor magnitud que se está produciendo a 15 kilómetros de profundidad de la corteza terrestre, en la zona de El Golfo, pudiera derivar en una erupción submarina, pero no de manera inminente.
Esta posible erupción tendría características similares a la del sur, pero a mucha más profundidad dada la batimetría del suelo oceánico en aquella zona. En todo caso, para ello haría falta que se dieran otros valores que en este momento no se dan.
Sin embargo, ha destacado que la deformación del terreno se ha estabilizado en el norte, que había experimentado cierta aceleración en días pasados y se está relajando significativamente en el sur. A esto se le añade la disminución de la sismicidad y la estabilización de la señal del tremor. López ha subrayado que históricamente, en Canarias, "no se han dado dos erupciones de manera simultánea".
A pesar de la situación de alarma que ha generado esta situación para la población, el director general de Seguridad y Emergencias del Gobierno de Canarias, Juan Manuel Santana, ha recalcado "que la erupción del sur no conlleva riesgo para la población" y ha insistido en que los científicos realizan un seguimiento durante 24 horas y, ante la más mínima variación de la tendencia actual "se tienen preactivados todos los recursos de protección civil".