Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El aumento de la sismicidad en El Hierro puede deberse a un asentamiento tectónico

De momento, no obliga a tomar medidas extraordinarias de Protección Civil

El aumento de la sismicidad en El Hierro, con más de 60 movimientos sísmicos en la jornada de este domingo, puede deberse a un asentamiento tectónico del terreno, generado por la erupción que se está produciendo en el sur de la isla, y, de momento, no obliga a tomar medidas extraordinarias de Protección Civil.
Estas han sido las principales conclusiones de la reunión mantenida este domingo por el director general de Seguridad y Emergencias, Juan Manuel Santana, dentro del marco del Plan de Protección Civil por Riesgo Volcánico (PEVOLCA), con miembros del Comité Científico y del Comité Director del citado Plan.
Durante la reunión, se ha explicado que el incremento de la magnitud de la sismicidad registrada en Frontera puede deberse a un asentamiento tectónico del terreno, generado por la erupción que se está produciendo en el sur de la isla.
Los científicos han señalado que esta sismicidad se está generando a mucha profundidad y que no existen otros precursores, como variaciones en la deformación terrestre, que puedan advertir la existencia de una erupción inminente.
No obstante, han considerado necesario seguir más de cerca la sismicidad que se está produciendo a menos profundidad, que aunque menos frecuente y de menor magnitud, es la que podría ser indicadora de un proceso eruptivo.
En todo caso, el director general de Seguridad y Emergencias ha insistido en que, de momento, estas circunstancias no implican una situación de riesgo para la población.
En esta línea, ha indicado que la situación actual no obliga a tomar medidas de Protección Civil extraordinarias, aunque se mantiene una vigilancia constante del proceso eruptivo que determinaría cualquier cambio importante.