Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Piden 15 años de prisión para un vecino de El Grove acusado de violar a su hija

La Sección Cuarta de la Audiencia Provincial de Pontevedra ha señalado para el próximo martes 4 de febrero la apertura de juicio oral contra un vecino de El Grove (Pontevedra) acusado de violar de manera continuada a su hija desde que tenía diez años, un delito por el que la Fiscalía pide una pena de quince años de prisión.

Según el relato de los hechos recogido en el escrito de la Fiscalía pontevedresa, el acusado José Luis S.S. "ha venido ejerciendo actos atentatorios de la libertad sexual de su hija legal", nacida en el año 1991 "de un modo continuado en el tiempo, prácticamente diario, desde finales del año 2001 hasta el seis de febrero de 2008, en el domicilio común de ambos".
La Fiscalía indica que en el año 2001 se produjo la separación del matrimonio formado por el acusado y la madre de su hija legal, que no biológica, decretándose que el acusado se quedaría como progenitor custodio de la niña, que a la sazón contaba con 10 años de edad y de los dos hermanos de ésta, todos ellos menores de edad.
El Ministerio Público sostiene que a partir de ese momento, año 2001, el acusado "obrando con la finalidad de satisfacer su apetito sexual", aprovechando su superioridad "comenzó a llevar a cabo de un modo cotidiano y particularmente humillante para la integridad moral de su hija", toda una serie de actos de naturaleza sexual "empleando en algunas ocasiones la violencia física y en otras la violencia psíquica, a través de amenazas", señala el escrito.
La Fiscalía solicita que se le imponga una pena de quince años de prisión como autor de un delito continuado de violación. Además se pide la pena accesoria de veinte años de prohibición de aproximación en un radio de 250 metros respecto a su hija y veinte años de prohibición de comunicación por cualquier medio o método.
Igualmente se solicita la pena accesoria de inhabilitación especial para el ejercicio de la patria potestad respecto de su hijo menor de edad. Y por vía de responsabilidad civil, demandan que el acusado indemnice en concepto de daños morales en la cantidad de 60.000 euros.