Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El ejercicio en suspensión previene la lesión articular y ligamentosa

FisioterapiaGtres

Los ejercicios en suspensión previenen las lesiones articulares y ligamentosas al trabajar el centro de gravedad y la capacidad propioceptiva de las personas que los practican, según ha señalado a Europa Press la presidenta de la Asociación Española de Fisioterapeutas Expertos en Pilates (Aefep), la fisioterapeuta Judith Sánchez.

En concreto, sostiene que las desestabilizaciones que provocan hacen que el cuerpo tenga que estar "constantemente" readaptándose, lo que evita la aparición de este tipo de lesiones. Así, sostiene como ejemplo que, cuando se produce un esguince de tobillo, el fin de la rehabilitación es "conseguir la recuperación de la propiocepción".
Ésta es "la capacidad que tiene el cuerpo de saber en qué posición se encuentra", continúa Sánchez, que señala que cuando un ligamento se lesiona, el cuerpo regenera esas fibras pero luego se encuentra "como tonto entre comillas al pisar". Para ella, esto es lo último que se recupera, "los receptores propioceptivos".
En este sentido, explica que por ello el fisioterapeuta ordena la realización de ejercicios de inestabilidad con pelota, para trabajar la propiocepción, algo que los ejercicios en suspensión hacen "a lo bestia". Con ellos, además, se previenen caídas y se tonifica la musculatura de forma "mucho más rápida", subraya.
Según la también fundadora de Spotswingstyle, éstos son "cualquiera que haga que no se esté tocando el suelo con ninguna parte del cuerpo y, a su vez, se esté sujeto a algún elemento que esté colgando de una pared o del techo". Por ello, tiene la cualidad tanto terapéutica, como deportiva de que "incrementan la utilización de los receptores del equilibrio", sostiene.
Además, manifiesta que no sólo tonifica a nivel muscular, y de potencia y resistencia, sino que hace que el cuerpo tenga que readaptar todos sus receptores, "tanto sensitivos, como motores". Para ello, se está obligado "a utilizar otro tipo de musculatura", expone.
Con la edad se pierden las capacidades físicas básicas
En cuanto a la indicación de estos ejercicios a modo de "columpio", Sánchez afirma que éstos se pueden realizar "siempre" debido a que, con la edad, las personas pierden las capacidades físicas básicas que de niños se trabajan mucho". Por ello, las personas ancianas "se caen más", explica.
De esta forma, explica que son beneficiosos, por ejemplo, para pacientes neurológicos que no tienen esas capacidades o para las personas que salen a correr pero pueden hacerse un esguince si un día lo hacen por terreno pedregoso al que no están acostumbrados. Estos últimos "no tienen esa propiocepción para equilibrarse ante desestabilizaciones", zanja.
No obstante, ahí no terminan los beneficios de esta práctica deportiva, y es que, además de las lesiones articulares y ligamentosas, puede prevenir lesiones de espalda y de columna, así como de mantenimiento de la postura. A ello se une el hecho de que sirven para tratar a pacientes que han sufrido hernias discales, para lo que es eficiente "el pilates en el aire", afirma.
Todo ello es posible gracias a que trabaja la capacidad aeróbica y la anaeróbica. Precisamente, en esta última, potencia todos los músculos del tren superior e inferior, así como del centro, entre los que se encuentran las abdominales.
Por todo ello, recomienda su práctica por espacio de dos horas semanales para las personas que no suelen realizar ningún tipo de ejercicio, algo que pueden realizar en Spotswingstyle "en grupos de 8 a 12 personas". Con su empleo, es posible no padecer lesiones frecuentes del comienzo de la práctica deportiva, como "los calambres y espasmos musculares, las contracturas, las roturas de fibras, los esguinces o las tendinitis", declara Sánchez.
De cualquier forma, subraya que antes de realizar estos ejercicios, o cualquier otro tipo de deporte, es necesario hacer un calentamiento y, tras la práctica deportiva, un estiramiento. Sin embargo, las personas "se lo suelen saltar", lamenta.