Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Educación deja en manos de las CCAA y universidades hacer o no prueba oral de inglés en las 'reválidas'

El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte dejará en manos de las comunidades autónomas y las universidades la decisión de hacer o no prueba de comprensión y expresión oral en el examen de Inglés de las evaluaciones finales de ESO y Bachillerato, según han informado a Europa Press fuentes de este departamento.
El último borrador de la orden que regula las características de estas pruebas, con fecha del 26 de noviembre, y al que ha tenido acceso Europa Press, contempla la posibilidad de que en las 'reválidas' se hagan pruebas orales de inglés, pero sin concretar más. Este documento se debatirá el próximo martes 13 de diciembre en el Consejo Escolar del Estado.
Este texto, consultado por el ministerio con técnicos de las comunidades autónomas y acordado con los rectores, se basa en los cambios anunciados por el Gobierno para estas pruebas, que regulará mediante un decreto ley, pues ya no tendrán efectos académicos ni las realizarán todos los alumnos al finalizar ESO y Bachillerato. La segunda sólo la harán los que quieran acceder a la Universidad y se examinarán únicamente de las materias troncales de los dos cursos.
Según han indicado las mismas fuentes, en función de lo que decidan las universidades y autonomías, la prueba de inglés podrá ser sólo escrita, como se había hacho hasta ahora en la antigua Selectividad, o podrá contener una parte oral --expresión ('speaking') y comprensión ('listening')--.
A LA UNIVERSIDAD SE ACCEDERÁ CON UN 5
En cuanto a la puntuación de la evaluación de Bachillerato, el borrador de la orden ministerial indica que las calificaciones se expresarán de 0 a 10 puntos y se aprobará con un 4. La nota final para poder acceder a la Universidad se calculará ponderando las calificaciones de los dos cursos en un 60% y la de la prueba un 40% y el resultado tiene que ser igual o superior a 5 puntos como hasta ahora.
Fuentes del Ministerio de Educación añaden que las calificaciones van de 0 a 10 puntos, pero que cada universidad, en función del grado que el alumno quiera estudiar, puede determinar hasta dos asignaturas para que el estudiante suba su nota hasta 14 puntos.
LÍMITE A LAS PREGUNTAS TIPO TEST
El borrador, indica que cada una de las pruebas contendrá preguntas abiertas y semiabiertas que requerirán del alumnado capacidad de pensamiento crítico, reflexión y madurez, "especialmente en la evaluación final de Bachillerato".
Además de estos tipos de preguntas, se podrán utilizar también preguntas de opción múltiple o tipo test, siempre que en cada una de las pruebas el porcentaje de preguntas abiertas y semiabiertas alcance como mínimo el 50 por ciento.
Sobre esto último, desde el ministerio recuerdan que en la antigua Selectividad no existía límite de preguntas tipo test, aunque todas las comunidades y universidades optaran por cuestionarios abiertos que exigen respuestas razonadas e inequívocas.
El departamento que dirige Íñigo Méndez de Vigo mantiene también en este documento que la prueba final de ESO, que será muestral, irá acompañada de cuestionarios de contexto como en el informe PISA para conocer la situación sociocultural del alumnado.
FECHAS PARA LA REALIZACIÓN DE LAS PRUEBAS
El texto señala que la evaluación final de ESO se realizará en una sola convocatoria y deberá finalizar antes del día 24 de junio. Las pruebas de Bachillerato para el acceso a la Universidad deberán terminar antes del día 10 de junio.
La convocatoria extraordinaria de la 'reválida' de Bachillerato tendrá que ser antes del 8 julio, en el caso de que la administración educativa determine celebrarla en este mes, o bien antes del día 15 de septiembre.