Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La crisis y la mala gestión ponen contra las cuerdas a las televisiones autonómicas

Salida con custodia policial de los directivos de Canal Nou. Protestas y huevos contra el Consejo de Administración. Aprobaba un ERE que dejaría en la calle a 1200 de sus 1600 trabajadores. El canal acumulaba una deuda de 1.200 millones de euros, el 75 por ciento del agujero de las autonómicas de 1.600 millones de euros. Pese a las protestas, el ERE de Telemadrid ha dejado la plantilla de 1.169 empleados en a penas 300. La deuda del ente supera los 200 millones de euros. TV3 acaba de acordar que va a prescindir de trescientos trabajadores. La crisis y la mala gestión ponen contra las cuerdas a las autonómicas. en baleares han terminado cerrando. el gobierno abrió el año pasado las puertas a la privatización, una opción que aplican en Aragón y que se prepara en Madrid. Los recortes se generalizan. TVE ha reducido su presupuesto en algo más de 250 millones de euros y volverá a  aplicará la tijera en el capítulo de personal. Debe unos cien millones de euros. Ante el ente un futuro incierto pendiente de las asignaciones públicas y de que Bruselas permita que se siga financiando con las aportaciones de las empresas de telecomunicaciones