Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La EMA da luz verde al uso de la triple terapia 'Trimbow' (Chiesi) para la EPOC

Dicha terapia combina en un único inhalador un corticosteroide inhalado (ICS), un agonista beta2 de acción prolongada (LABA) y un antagonista muscarínico de acción prolongada (LAMA), que contiene beclometasona dipropionato (BDP), formoterol fumarato (FF) y glicopirronio bromuro (GB).
El Comité de Medicamentos de Uso Humano de la Agencia Europea del Medicamento (EMA, en sus siglas en inglés) ha emitido una opinión positiva sobre el uso de una triple terapia fija extrafina de Chiesi, comercializada como 'Trimbow', para el tratamiento de mantenimiento de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). Esta decisión es el paso previo a su autorización de comercialización en la Unión Europea.
Entre sus beneficios están su capacidad para aliviar y prevenir síntomas como la falta de aire, sibilancias y la tos, y reducir las exacerbaciones de los síntomas de la EPOC. Y el hecho de que se administren de forma simultánea mediante un único inhalador facilita la toma adecuada del medicamento y aumenta potencialmente la adherencia al tratamiento.
La formulación extrafina tiene la capacidad de alcanzar tanto las vías aéreas centrales como las pequeñas vías aéreas del sistema respiratorio y al ser extrafina "su capacidad de penetración es más profunda", según ha reconocido Alfredo Chetta, profesor de Medicina Respiratoria de la Universidad de Parma (Italia), durante la 13 edición del 'Respiration Day', celebrado la semana pasada en Parma.
En dicho encuentro, organizado en colaboración con la Fundación Chiesi, más de 700 médicos e investigadores abordaron los nuevos escenarios en el área respiratoria y en el manejo de la EPOC, que se centra en ralentizar y cambiar el curso de la enfermedad.
"El empeoramiento del estado de la salud es una característica de la EPOC que puede ser susceptible al tratamiento", ha añadido el profesor Leonardo Fabbri, de la Universidad de Ferrara (Italia). Asimismo la pérdida progresiva de la función pulmonar también puede reducirse y, en algunos casos revertir, con la combinación de rehabilitación pulmonar y un tratamiento óptimo.
Asimismo, los pacientes que padecen exacerbaciones frecuentes, con un gran impacto en su salud, "también pueden recibir asistencia a través de intervenciones médicas apropiadas y guiadas por la caracterización del fenotipo de las exacerbaciones y biomarcadores", ha añadido Jorgen Vestbo, profesor de Medicina Respiratoria de la Universidad de Manchester (Reino Unido).