Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las medidas contra la sequía en el Duero incluye beneficios fiscales para los agricultores afectados

El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes el Real Decreto Ley de medidas urgentes para paliar los efectos de la sequía en las cuencas hidrográficas afectadas del Duero, Júcar y Segura que incluyen exenciones en los cánones de regulación y en la cuota de tarifa.
El Real Decreto modifica también el texto refundido de la Ley de Aguas, a propuesta de los Ministerios de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente; de Energía, Turismo y Agenda Digital; de Hacienda y Función Pública; y de Empleo y Seguridad Social.
Además, algunas de estas medidas también beneficiarán a la Mancomunidad de los Canales del Taibilla y los abastecimientos de Almería que se suministran mediante el Acueducto Tajo-Segura.
Los contratos de cesión de derechos de agua entre concesionarios de una misma cuenca se flexibilizan temporalmente en las cuencas del Segura, del Duero y del Júcar.
Según el Real Decreto, las empresas y autónomos con explotaciones agrarias afectadas por la sequía en toda España obtendrán una moratoria de un año sin interés en el pago de las cotizaciones a la Seguridad Social entre julio de 2017 y febrero de 2018, así como en las cuotas por las jornadas reales.
La norma establece medidas de apoyo a los titulares de las explotaciones agrarias situadas en los ámbitos territoriales afectados por la sequía, es decir, las demarcaciones hidrográficas del Duero, del Segura y del Júcar, en el presente año. La cuenca del Segura se encuentra en situación de emergencia y las del Duero y el Júcar, de alerta.
De acuerdo con los Planes de Sequía se conceden exenciones al pago del canon de regulación y en la cuota de la tarifa de utilización del agua. También en el pago de la tarifa de conducción de las aguas incluida en la Ley de regulación del régimen económico de la explotación del acueducto Tajo-Segura y en la cuota de este año de la tarifa de conducción de las aguas por la infraestructura del postrasvase.
En concreto, se beneficiarán los titulares de las explotaciones agrarias de las cuencas del Duero, del Júcar y del Segura que, en este año (y sin efecto retroactivo), hayan tenido una dotación de agua inferior o igual al 50 por 100 de la normal --tal y como hizo el Gobierno en el período 2005-2009-- o que hayan sufrido pérdidas de producción bruta en los cultivos de, al menos, un 20 por 100 de la producción en normal en zonas desfavorecidas y de un 30 por 100 en las demás zonas.
Estas exenciones de cánones y tarifas supondrán un ahorro a los regantes de casi 54 millones de euros. De éstos, 36,9 millones de euros se ahorrarán los titulares de derechos al uso de agua para riego de la cuenca del Segura (35 millones correspondientes a los regantes del trasvase), 8,5 millones de euros los titulares de la cuenca del Júcar, y 8 millones de euros, los regantes de la cuenca del Duero.
De estas exenciones la Mancomunidad de los Canales de Taibilla y los abastecimientos de la provincia de Almería en la parte que se suministran mediante el Acueducto Tajo-Segura debido al uso de recursos de agua no habituales (pozos de sequía, contratos de cesión temporal de derechos, incremento de recursos no convencionales), necesarios para garantizar el abastecimiento de sus poblaciones, afectadas por la sequía en la cuenca del Segura.
Por otro lado, las empresas y los trabajadores por cuenta propia titulares de explotaciones agrarias en toda España afectadas por la sequía, tanto hidrológica como meteorológica, podrán obtener una moratoria de un año sin interés en el pago de las cotizaciones a la Seguridad Social correspondiente a los meses de julio de 2017 a febrero de 2018, ambos inclusive, así como en el pago de las cuotas por las jornadas reales correspondientes a ese mismo período.
El Real Decreto Ley prevé que se puedan actualizar los contratos de cesión de derechos de agua entre concesionarios de las cuencas del Segura, del Duero y del Júcar, con carácter excepcional y temporalmente limitado, y en el ámbito de cada una de las cuencas.
Así, los concesionarios de la cuenca del Segura podrán autorizar contratos de cesión de derechos al uso privativo de las aguas, entre ellos mismos, hasta el 30 de septiembre de 2018. Con el mismo carácter y vigencia temporal podrán autorizarse estos contratos de cesión de derechos entre concesionarios de la cuenca del Duero, mientras que los concesionarios del Júcar tendrán como vigencia temporal el 30 de septiembre de este año.
El Real Decreto Ley actualiza el tipo de gravamen correspondiente al canon por utilización de las aguas continentales para la producción de energía eléctrica, previsto en la Ley de Aguas, en todas las demarcaciones competencia del Estado (intercomunitarias), para dotar a los órganos competentes y a los organismos de cuenca de los necesarios recursos para la protección medioambiental y la mejora del dominio público hidráulico, en aplicación del principio de recuperación de costes de los servicios de gestión del agua y en virtud del texto refundido de la Ley de Aguas.
La medida modifica el tipo impositivo del canon por utilizar las aguas continentales para la producción de energía eléctrica del previsto en el artículo 112 bis del texto refundido de la Ley de Aguas de manera que se pasa del 22 por 100 actual al 25,5 por 100, y correlativamente ajustar los porcentajes de reducción de las centrales hidroeléctricas de potencia igual o inferior a 50 MW, habida cuenta de su impacto ambiental.
En las cuencas del Júcar y del Segura, donde se declaró la situación de sequía en 2015 se han movilizado más de 250 hectómetros cúbicos de agua adicionales, a través de la incorporación de agua desalada, la extracción de agua de pozos de sequía, los intercambios de derechos de agua y el aprovechamiento de los volúmenes de agua remanentes por avenidas de años anteriores.
El Gobierno recuerda que en la pasada legislatura se destinaron 300 millones de euros con los que se realizaron inversiones que incluyen 13 obras de emergencia ejecutadas en la cuenca del Segura, por importe de 35 millones de euros, y otras diez en la del Júcar, por valor de 20 millones de euros, gracias a los Reales Decretos de sequía aprobados.
A esto se suman nueve millones de euros a la producción de agua desalada en las desaladoras de Torrevieja y de Valdelentisco; la puesta en servicio de la desaladora de Torrevieja y el incremento de la producción en las de Águilas y Valdelentisco, que han pasado de operar al 15 por 100 de su capacidad a alcanzar el 100 por 100. Se ha autorizado el aprovechamiento temporal de recursos hídricos procedentes de la desaladora de Torrevieja (21 hm3) a los usuarios del trasvase.
En el caso de la cuenca hidrográfica del Duero se ha puesto en marcha un Real Decreto de declaración de sequía y de medidas excepcionales para la gestión de los escasos recursos hídricos.