Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Down Galicia, sorprendido por las valoraciones del TC y esperanzado por el voto particular de la magistrada Adela Asua

El presidente de la Federación Galega de Institucións para a síndrome de Down (Down Galicia), Delmiro Prieto, se ha mostrado sorprendido por las valoraciones del Tribunal Constitucional en el auto donde no aprecia discriminación en el procedimiento por el cual una persona incapacitada judicialmente no puede votar, y a la vez esperanzado por la existencia del voto particular de la magistrada Adela Asua.
"Me produce sorpresa porque no entiendo como a estas alturas del siglo XXI en una instancia de la judicatura como es esta se pueden producir todavía, no sentencias, pero sí valoraciones en los términos en los que se produce", ha declarado a Europa Press el presidente de Down Galicia, que ha expresado su indignación ante el rechazo del TC de admitir a trámite el recurso que la familia de Mara, una joven gallega con discapacidad intelectual que forma parte de esta asociación, presentó para que se le restableciera su derecho al voto.
No obstante, Delmiro Pieto cree que "cabe albergar un poco de esperanza y ver un poco de luz, cuando entre todos ellos hay un voto particular, como es el caso de la vicepresidenta, muy ajustado a la realidad y que es por donde tendrían que discurrir estas consideraciones".
El auto cuenta con el voto particular de la magistrada Adela Asua, que considera que el Constitucional debería haber estimado el recurso de súplica promovido por el Ministerio Fiscal y asegura que "la exclusión del derecho de voto sobre la base de una discapacidad psicosocial o intelectual percibida o real, incluida constituye una discriminación por motivos de discapacidad".
Asimismo, el presidente de Down Galicia ha afirmado que no entiende como en instancias "tan altas" del Estado hay "sillones ocupados por personas que pueden emitir opiniones en estos términos", y que, en su opinión, "no están precisamente capacitados para gestionar estas situaciones".
La Federación Galega de Institucións para a síndrome de Down (Down Galicia) ha expresado su indignación ante el rechazo del Tribunal Constitucional de admitir a trámite el recurso que la familia de Mara, una joven gallega con discapacidad intelectual, presentó para que se le restableciera su derecho al voto.
Para Prieto, esta "inconcebible decisión" del alto tribunal tiene que ver con una "notoria ausencia de capacidad en las altas esferas del Tribunal Constitucional", que avaló la anterior sentencia del Tribunal Supremo por una mayoría de tres votos frente a uno.
El presidente de Down Galicia destaca también que ya es la segunda ocasión que el poder judicial evita pronunciarse y posicionarse a favor del derecho al voto de las personas con discapacidad y respetar de este modo la Constitución Española y la Convención de la ONU sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad.
Mara es una joven de 20 años para la que sus padres solicitaron una incapacitación parcial, pero respetándole sus derechos personalísimos, entre los que se encuentra la posibilidad de votar. El 2 de septiembre de 2014, el juzgado de Primera Instancia número 6 de Santiago dictó sentencia en la que, entre otros aspectos, priva a Mara del derecho al sufragio activo, según recuerda la Federación.
Por último, apunta que la familia recurrió a la Audiencia Provincial de A Coruña, que el 11 de marzo de 2015 ratificaba esta sentencia, al igual que hizo la Sala del Civil del Tribunal Supremo en sentencia número 18/2016 de 17 de marzo pasado. El fallo del Tribunal Supremo se produjo en contra del criterio de la Fiscalía quien solicitó, de acuerdo con lo que establece la Convención de la ONU, que se facilitara a Mara los apoyos necesarios y se le permitiera votar.