Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Disparan un dardo narcotizante a un cuidador de un zoo al confundirlo con un gorila

Un operario del Loro Parque participaba en un simulacro disfrazado de gorila, cuando un veterinario pensó que se trataba de un animal y le disparó un dardo narcotizante en una pierna. La dosis era tan fuerte que el hombre se quedó sin conocimiento de inmediato. En el hospital de Tenerife le administraron un antídoto y lograron estabilizarlo.

La dirección del parque había organizado un simulacro en el que un gorila escapaba de la jaula y los empleados debían darle caza antes de que hiciera daño a alguien.
Al parecer un veterinario del parque confundió al operario, que disfrazado de gorila hacía del animal, según cuenta La Opinión de Tenerife. Le disparó un dardo narcotizante en la pierna para sedar a un animal de más de 200 kilos cuando el hombre estaba en la jaula de los gorilas.
La dosis fue tan fuerte que al hombre le dio una reacción alérgica y de inmediato perdió el conocimiento. Tuvo que ser trasladado al Hospital Universitario de Canarias (HUC) donde le suministraron un antídoto y lograron estabilizarle.
El suceso se considera un accidente laboral. Se baraja la posibilidad de una supuesta imprudencia por parte del veterinario que manejaba el arma. Esta pistola es empleada para la conducción de ganado peligroso y la captura de animales salvajes vivos o bien cuando el tratamiento veterinario requiere sedación o inmovilización de animales a distancia.
La Policía Nacional se llevó el arma de aire comprimido, el sedante y el antídoto.