Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Diseñan una nueva mosquitera contra la malaria con un insecticida utilizado en agricultura

La compañía química alemana Basf ha diseñado una nueva mosquitera para prevenir picaduras de mosquitos que transmiten la malaria que incorpora un insecticida hasta ahora utilizado en agricultura, que ya ha recibido la recomendación provisional para su uso por parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS).
Los índices de mortalidad por malaria han disminuido en un 60 por ciento desde el año 2000, según datos de este organismo de Naciones Unidas, pero los intentos de acabar con esta enfermedad que causa unas 430.000 muertes al año se están viendo amenazados por la proliferación de los mosquitos transmisores del parásito que causa la enfermedad.
Por ello, esta nueva mosquitera recurre al clorfenapir, que se ha utiliza desde hace más de dos décadas en agricultura y para el control de plagas urbanas, y que ahora se ha preparado para que sea eficaz en la mosquitera y cumpla con los criterios de salud pública necesarios para salir al mercado.
Los fabricantes aseguran que la mosquitera podría ofrecer protección durante al menos 3 años o unos 20 lavados, y esperan que pueda estar disponible para las autoridades sanitarias y ONG desde finales de este año.
Un portavoz de la OMS ha reconocido que la recomendación provisional significa que todavía se tiene que evaluar el impacto de la mosquitera en términos de salud pública y por ello han solicitado más datos a la compañía sobre los productos químicos que utiliza.
Basf confía en que este organismo también evalúe próximamente un aerosol para techos y paredes que también incorpora el clorfenapir, llamado 'Sylando 240SC'.
"Este avance en el desarrollo refuerza mi creencia personal de que realmente podemos ser la generación que acabe con la malaria para siempre", ha reconocido el jefe del departamento de salud pública de la compañía, Egon Weinmueller.