Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Discriminan y expulsan de un banco a una mujer por llevar hiyab

Una mujer musulmana fue expulsada de un banco en los Estados Unidos porque llevaba un hiyab.

Se trata de Jamela Mohamed. Había entrado en una sucursal de Sound Credit Union en Washington el viernes para pagar una multa, algo que ya había hecho otras veces, informa Metro.

Este día en particular, llevaba un suéter y una capucha para ocultar su pelo, a modo de hiyab.
No pensó que iba a ser un problema, pero cuando entró en el banco, fue injustamente discriminada por cubrirse la cabeza.

En un vídeo que grabó Jamela se puede ver cómo la joven espera en un mostrador con un letrero en el que se indica que no están permitidos los sombreros, capuchas y gafas de sol.
De pronto la joven escucha a una mujer que le señala: “como dice aquí por favor retirad los sombreros y capuchas”. Sin embargo, otras muchas personas que se encuentran en el mismo banco llevan gorras y no les llaman la atención.
Es entonces cuando Jamela le pregunta al hombre que se encuentra en el mostrador: ¿Por qué estoy viendo a un hombre con un sombrero puesto y se me está diciendo a mí que me quite la capucha?". “Estoy siendo educada, estoy cumpliendo. Simplemente tengo que pagar la multa de mi coche”.
La sorpresa viene cuando una supervisora se acerca a Jamela y le advierte que o se retira el hiyab antes de que cuente hasta tres o llama al 911. La joven declaró a Komo News: "Ni siquiera conseguí pronunciar una palabra. Empezó a gritar, ‘¡Uno, dos, tres! ¡Voy a llamar al 911!’ ".

Más tarde se puede ver a Jamela en su coche y llorando mientras repite: "Me siento tan avergonzada ahora".

Tras esta discriminación, decidió compartir el vídeo en su cuenta de Facebook, donde escribió: "No quiero que esto le suceda a nadie y NADIE nunca debe ser tratado de esta manera. Gracias".

Su abogado, Thaddeus Martin, dijo que Jamela no tenía ningún problema con cumplir las normas, el problema era cómo se aplicaban y el tratamiento selectivo. "Le ven como una amenaza y le tratan como tal".
Sound Credit Union se ha disculpado en su página de Facebook, admitiendo que no gestionaron bien la situación. Afirmaron que "está claro que nuestra formación debe incluir más empatía y sensibilidad a todas las culturas, porque como una cooperativa de crédito, creemos en la igualdad de trato de todas las personas".