Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Policía recuerda que algunos contenidos "injuriosos o denigrantes" pueden ser delito

La Policía recuerda que algunos contenidos "injuriosos o denigrantes" pueden ser delitoInformativos Telecinco/Agencias

Los especialistas de la Policía Nacional recuerdan, con motivo del Día Mundial de Internet, que algunos contenidos injuriosos, denigrantes o que inciten a determinadas conductas pueden ser delitos recogidos en el Código Penal.

En un comunicado, recogido por Europa Press, la Policía aprovecha la celebración del Día Mundial de Internet para concienciar sobre la necesidad de hacer un buen uso de la red así como de inculcar a los menores prácticas seguras en la red.
Así, señalan que dado que el uso de ordenadores, tablets, smartphones y otros gadgets es cada vez más frecuente en edades tempranas, es preciso que los padres y profesores guíen a los menores en el acceso a los distintos aparatos tecnológicos e Internet desde su inicio en las nuevas tecnologías, y que establezcan con los más pequeños unas pautas de seguridad y les adviertan del riesgo de difundir determinadas imágenes o mensajes.
Aumento de los delitos entre menores
Según los ciberagentes, se ha producido un sensible aumento de casos relacionados con delitos contra la intimidad, grabación y difusión de imágenes sexuales, chantajes y vejaciones y, en especial, entre los menores de edad.
Dichas conductas se cometen, tal y como advierte la Policía, gracias a los dispositivos de acceso a Internet que permiten a cualquiera, y de forma muy sencilla, la grabación de imágenes y su distribución masiva e instantánea a través de Internet, las redes sociales o las distintas aplicaciones de mensajería instantánea móvil.
Por ello, los especialistas de la Policía señalan que se debe concienciar a los jóvenes de la gravedad de determinadas prácticas en el uso de estos aparatos, como la toma y difusión de imágenes que atentan contra la imagen o intimidad de una persona, más aún cuando son menores los afectados.
"Prevenir desde el primer día a los niños de que si se realizan prácticas contra la intimidad u honor se comete un delito, así como de los riesgos que corren y de que compartir actos o imágenes íntimas puede ser un error con efectos casi irreversibles es una cuestión fundamental para padres y adultos que rodean a los más pequeños", advierten.
Asimismo, los expertos en seguridad tecnológica destacan también la importancia de establecer conjuntamente unas normas de uso y exigir el respeto a los demás siempre, así como recordar que "a Internet le cuesta olvidar".
Para alertar de los riesgos de Internet a los menores, la Policía Nacional ofrece charlas en centros educativos de toda España, unas ponencias que se han incrementado en lo que va de año en casi un 250%, centrándose también en colectivos vulnerables como menores con algún tipo de discapacidad física o intelectual.
En los primeros cuatro meses se han impartido 4.932 charlas sobre esta materia a alumnos (4.437), Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos (444) y personal docente (51) de los más de 5.000 colegios que lo han solicitado a través del Plan Director. Los centros escolares, asociaciones y colectivos ciudadanos pueden solicitar estas charlas con un mail a participa@policia.es.
Consejos básicos de seguridad
En estas charlas la Policía aconseja, entre otras cosas, tener especial cuidado con las fotos, vídeos y contenidos de todo tipo que se comparten en Internet, no dar información, imágenes ni datos a ningún extraño con el que se haya contactado vía Internet y tener conocimiento de los riesgos y posibilidades que tienen las aplicaciones y la mensajería móvil.
También alertan de que hacerse fotos de carácter erótico y compartirlas es siempre un error que puede ocasionar situaciones de chantaje o ciberacoso sexual o acoso en el entorno escolar (grooming o bullying), y que grabar o "pasar" este tipo de imágenes de otras personas con el fin de perjudicarles es delito.
A los padres aconsejan ofrecer a sus hijos pautas para el correcto uso de Internet, redes sociales, smartphones y tablets, acompañarles desde el principio en su navegación y hábitos de uso de tecnología, estableciendo unas normas de uso, tener acceso al espacio en que su hijo se conecta a Internet para poder ver con quién se relaciona, en qué webs o tipo de contenido que consulta.
También recomiendan utilizar programas que filtran el acceso a determinados contenidos (control parental), explicar la gravedad que tiene grabar o difundir imágenes íntimas suyas y peor aún, de otros, ya que es un delito, concienciar de las ventajas, pero también de los riesgos, que ofrece Internet, alertar del riesgo de intimar por Internet con personas desconocidas, y en el caso de que su hijo le informe de contenidos que le han hecho sentir incómodos (de tipo sexual), darle la importancia que realmente tiene y denunciarlo.