Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detenidas 22 personas por distribuir sustancias dopantes en gimnasios y tiendas

La Policía Nacional ha detenido a 22 personas en Valencia, Ibiza y Barcelona por adquirir y distribuir sustancias dopantes en establecimientos de nutrición deportiva y gimnasios.

Entre los arrestados figuran destacados fisicoculturistas y una enfermera que se ocupaba de la provisión de recetas para la obtención de medicamentos originales en farmacias, muy apreciados por su calidad y por tener absolutamente comprobada su composición, según ha informado la Policía Nacional por medio de un comunicado.
Durante la operación se han llevado a cabo nueve registros en domicilios y nueve inspecciones en locales, en los que se han incautado más de 500.000 dosis de medicamentos ilegales, 31.890 euros, varias armas prohibidas (una pistola eléctrica, varios puñales y un puño de pugilato), documentación relacionada con la actividad fraudulenta y recetas falsificadas.
Además, se ha procedido a la detención de 22 personas (16 en Valencia, 4 en Ibiza y 2 en Barcelona) presuntamente implicadas en la trama y a la imputación de otra más en la isla balear.
La mayoría de los productos eran adquiridos en el extranjero sin ningún tipo de control a través de Internet. Los investigados compraban online los productos en pequeños lotes para minimizar el riesgo de perder importantes cantidades de sustancias anaolizantes si estas partidas eran interceptadas por la policía y garantizar un abastecimiento continuo aunque fallara algún proveedor.
Las investigaciones se iniciaron en Ibiza tras detectar las actividades de un grupo de individuos asentados en la zona relacionadas con la distribución de grandes cantidades de anabolizantes. Las primeras indagaciones condujeron a los agentes hasta la Comunidad de Valencia, donde residían los proveedores de estos productos, y a partir de estos datos se llevaron a cabo actuaciones que permitieron identificar a los responsables directos de la recepción y la comercialización de los anabolizantes.
Tras identificar a los responsables, la Policía determinó toda la composición de la estructura de la organización y averiguó cómo se adquirían y distribuían los productos. Esta labor permitió a los agentes descubrir que los investigados contaban con varios establecimientos de productos nutricionales utilizados como puntos directos de contacto con posibles clientes y con un almacén en el que guardaban la mayor parte de las sustancias dopantes.
La investigación ha sido desarrollada por agentes de la Sección de Consumo, Medio Ambiente y Dopaje de la UDEV Central de la Comisaría General de Policía Judicial, UDEV de la Comisaría de Ibiza, UDYCO de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Valencia, UDYCO Barcelona y Grupo Operativo de Apoyo de la UDEV Central.