Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detenidos ocho ciudadanos colombianos que iban a pasar droga en Sada a cinco narcos gallegos, también arrestados

En Pontevedra se ha localizado durante un registro un laboratorio de elaboración de metanfetaminas
Agentes de la Guardia Civil y de la Policía Nacional han detenido a 13 miembros de dos organizaciones criminales vinculadas al narcotráfico y con ramificaciones internacionales, asentadas en Galicia y Madrid. Se trata de ocho ciudadanos colombianos que iban a hacer un pase de droga a cinco narcos gallegos en Sada (A Coruña).
Según ha informado el Instituto Armado, en el operativo han sido arrestados cinco presuntos narcotraficantes gallegos y ocho asaltantes de nacionalidad colombiana antes de materializar en la localidad coruñesa de Sada una supuesta "gran operación de compra venta de droga" investigada desde junio del año pasado.
Tras esta supuesta transacción se ocultaba también un intento de extorsión de la banda sudamericana, especializada en robos a narcotraficantes en toda Europa, según han sostenido las mismas fuentes.
Las detenciones se produjeron cuando los ciudadanos colombianos iban a realizar el supuesto intercambio de la droga que traían desde Madrid a Sada, donde se presumía que iba a ser adquirida por el grupo gallego.
De forma simultánea la Unidad Especial de Intervención de la Guardia Civil y el Grupo de Operaciones Especiales de Seguridad de la Jefatura Superior de Policía de Galicia procedieron a la detención de la totalidad de los investigados. La UEI de la Guardia Civil asaltó una vivienda ubicada en este municipio coruñés y detuvo a cinco personas, mientras que por su parte el GOES de la Policía Nacional realizó las detenciones de ocho personas, que fueron practicadas en un establecimiento público de la localidad coruñesa de Oleiros.
Los ciudadanos colombianos pretendían robar el dinero que los narcos gallegos traían para realizar la compra de una importante cantidad droga que supuestamente éstos iban a vender, según indican las mismas fuentes.
POSIBLE SECUESTRO
Prueba de ello son los pasamontañas y las bridas intervenidas en el momento de las detenciones y que se presume iban a emplearse para un posible secuestro que facilitase la obtención de la totalidad del metálico previsto para la transacción.
Posteriormente se practicaron ocho registros domiciliarios en A Coruña, Pontevedra, Ourense y Madrid, donde se intervinieron un kilogramo de heroína, otro de cocaína y uno más de metanfetamina, además de una pequeña cantidad de hachís, sustancias de corte, un arma corta, seis vehículos, la mayoría de gama alta, diverso material informático y 30.000 euros en metálico.
LABORATORIO
En uno de los domicilios de la provincia de Pontevedra se localizó un laboratorio de adulteración de las sustancias estupefacientes y se intervino un kilogramo de metanfetamina, una prensa, una envasadora, una báscula de precisión, numerosos envases para guardar la droga, así como sustancias de corte y un sello para marcar la procedencia del estupefaciente.
La Guardia Civil ha resaltado la "peligrosidad de la organización" criminal de colombianos debido "a la violencia que imprimían a sus socios". "Les precede su actuación por toda la geografía española realizando vuelcos tanto de mercancía como de dinero", han abundado.
Así, han señalado que se ha tenido conocimiento de posibles golpes de este grupo en Barcelona, Islas Canarias, Madrid, Galicia, e incluso en Holanda, donde tuvieron un episodio de tiroteos y secuestros con organizaciones rivales.
El operativo conjunto ha sido realizado por agentes pertenecientes a las comandancias de la Guardia Civil de Pontevedra y A Coruña, así como a la UDYCO A Coruña y al Grupo de Estupefacientes de Santiago de Compostela, ambos de la Policía Nacional, bajo la dirección del Juzgado de Instrucción Número 2 de Pontevedra. La operación continúa abierta con lo que no se descartan nuevas actuaciones.