Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detenidos dos patrones de una patera que llegó a Gran Canaria a principios de septiembre

La Policía Nacional ha detenido en San Bartolomé de Tirajana (Gran Canaria) a dos hombres de nacionalidad marroquí, como presuntos encargados de tripular una embarcación con inmigrantes ilegales que llegó al sur grancanario el pasado día 6 de septiembre a Pasito Bea con 15 personas a bordo, la mayoría de ellos menores de edad.
Los dos patrones detenidos habían tripulado otras pateras con destino a Canarias, según ha informado este lunes la Jefatura Superior de Policía de Canarias, para añadir que a su llegada a la costa, los inmigrantes que viajaban en la patera emprendieron la huida a pie.
Tras tener conocimiento de los hechos, la Policía Nacional activó el protocolo de actuación para estos casos, solicitando la colaboración de la Policía Local de San Bartolomé de Tirajana, así como de la Guardia Civil de los puestos de Santa Lucía y Mogán. En un corto espacio de tiempo, ya habían sido localizados 13 inmigrantes ilegales.
Fruto de la colaboración ciudadana, uno de los hombres que había huido fue localizado y detenido por la Guardia Civil de Santa Lucía en la localidad de Vecindario y finalmente, la mañana del 7 de septiembre, detenido el último de ellos en las inmediaciones del Hospital San Roque de Meloneras por miembros de la Policía Nacional.
'CAMUFLADOS' ENTRE LOS MIEMBROS DE LA EMBARCACIÓN
Es práctica frecuente en este tipo de grupo criminales, que los patrones pasen desapercibidos entre el resto de inmigrantes, siendo detenidos por una infracción a la Ley de Extranjería y devueltos a su país de origen, para regresar nuevamente a España como patrones de otra embarcación.
Desde un primer momento, los investigadores policiales dirigieron las pesquisas hacia dos de los inmigrantes, que contaban con varias detenciones anteriores por su entrada irregular en territorio nacional en pateras ocupadas por menores de edad de nacionalidad marroquí.
Las gestiones policiales determinaron que estos dos individuos habían actuado como patrones de la embarcación, por lo que fueron detenidos como presuntos autores de un delito de tráfico ilegal de personas
Una vez arrestados, los dos hombres fueron ingresados en el Centro de Internamiento de Extranjeros de Barranco Seco, en Las Palmas de Gran Canaria.