Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Así fue la detención de Antonio Ortiz a manos del GEO de la policía nacional

Eran las 7.37 horas de la mañana de este miércoles 24 de septiembre cuando un grupo del GEO de la policía nacional irrumpía violentamente en el domicilio que Antonio Ortiz ocupa en el 79 de la calle Bajada de San Juan de Santander. Los agentes le sorprendían durmiendo e inmediatamente lo inmovilizaban contra el suelo. Terminaba así la 'Operación Candy' montada para detener al presunto pederasta de Ciudad Lineal.

Con sigilo y aprovechando el efecto sorpresa, los agentes derribaron violentamente la puerta y cruzaron hasta el fondo de la casa para llegar rápidamente hasta el dormitorio en el que dormía Antonio Ortiz quien apenas pudo reaccionar ante la eficaz actuación de los agentes.

Siguiendo el protocolo habitual en estos casos, Ortiz fue inmovilizado allí mismo y posteriormente conducido a un furgón policial completamente cubierto para preservar su identidad.

Ortiz huyó a Santander hace quince días huyendo de la presión policial. Tras confirmase las sospechas entorno a él, la policía le tuvo controlado 24 horas al día mientras se seguían recabando aún más pruebas en su contra.