Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detenidas siete personas por el supuesto secuestro y asesinato de un hombre

Siete personas han sido detenidos por la Guardia Civil de Cádiz como presuntos culpables del secuestro y asesinato de un hombre de Jerez de la Frontera cuyo cuerpo fue encontrado maniatado en una cuneta el pasado 12 de mayo. Las detenciones se han producido en una operación que ha constado de dos fases ya culminadas. Las autoridades apuntan a que el motivo del crimen se pudo deber a un "ajuste de cuentas por tema de drogas".

La Guardia Civil de Cádiz ha detenido a seis hombres y una mujer como presuntos responsables del secuestro y asesinato de un vecino de la pedanía de Cuartillos, perteneciente a Jerez de la Frontera, cuyo cadáver apareció maniatado y tirado el pasado 12 de mayo en una cuneta de la carretera A-381, en el término municipal gaditano de Medina Sidonia.
Según ha informado la Benemérita en una nota, las detenciones se han producido en dos fases distintas de la misma operación, comenzando en las primeras horas del pasado día 27 de mayo, cuando de forma "simultánea y coordinada" se realizaron las cuatro primeras detenciones y se llevaron a cabo dos entradas y registros en sendos domicilios de Jerez y Medina Sidonia por parte de los guardias civiles de la Unidad Orgánica de Policía Judicial, y del Grupo de Reserva y Seguridad número dos, con base en Sevilla.
Tras ser puestos a disposición judicial, tres de estos cuatro detenidos fueron enviados a prisión por su presunta "participación directa" en los hechos, mientras que la mujer arrestada quedó en libertad con cargos por su "participación indirecta".
Las restantes detenciones se han producido en una segunda fase desarrollada esta semana, en la que los guardias civiles han arrestado a dos personas por presuntos delitos contra la salud pública, extorsión y amenazas, e imputado a una tercera que se encuentra ingresada en prisión por un supuesto delito contra la salud pública.
Según apunta la Guardia Civil, un "ajuste de cuentas por tema de drogas" podría estar detrás de los hechos que terminaron con la vida del vecino de Cuartillos, al supuestamente intentar los ahora detenidos recabar información sobre un cargamento de droga. El titular del Juzgado de Instrucción número cuatro de Chiclana de la Frontera (Cádiz) ha decretado el secreto de las actuaciones sobre este caso.
La investigación, de la que se ha hecho eco este sábado 'Diario de Cádiz', se ha llevado a cabo "sin descanso y sin escatimar esfuerzos" por parte de los guardias civiles del Equipo de Delitos contra las Personas de la Guardia Civil de Cádiz, para esclarecer unos hechos que generan "gran alarma social", según destaca el Instituto Armado.