Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Último adiós para Belén

Madrid Arena Nicolás Langdoncuatro.com

Después de ser incinerada en el tanatorio de Sn Isidro, la cuarta joven fallecida por la avalancha del Madrid Arena será recordada por familiares y amigos en el funeral que se celebrará este lunes en la catedral de Alcalá de Henares. Belén Langdon, de 17 años, ha fallecido tras permanecer ingresada en estado crítico en el hospital Doce de Octubre de la capital. María Teresa, otra de las víctimas, permanece "estable" en la UVI de la Fundación Jiménez Díaz.

Belén, de 17 años, ha sido incinerada en el tanatorio de San Isidro, después de luchar durante dos días por sobrevivir a las graves heridas que sufrió en la avalancha del pasado jueves en el Madrid Arena. La joven, recibirá el homenaje y recuerdo de sus familiares, amigos, compañeros del colegio, profesores... en un funeral que tendrá lugar este lunes en la catedral de Alcalá de Henares.
El padre de la menor fallecida víctima de la avalancha vivida en la fiesta de la noche de Halloween en el recinto de Madrid Arena ha asegurado que la familia está viviendo estos momentos "con mucha tristeza y mucho dolor" por haber perdido a su hija, aunque ha asegurado que están viviendo el acontecimiento "con la serenidad y paz" que les da el confiar y el "abandonarse en las manos del Señor".
En declaraciones a los medios, el padre de la menor fallecida, Nicolás Langdon, visiblemente emocionado, ha agradecido la espera de los medios "bajo la lluvia" frente al tanatorio de San Isidro y ha insistido en que este acontecimiento lo están viviendo "con mucha paz" al confiar en que Dios "haya querido que sea de esta manera".
Por último, este arquitecto y padre de siete hijos ha agradecido a los medios su espera y el "interés" mostrado por el caso.
María Teresa, estable dentro de la gravedad
Por su parte, la joven ingresada no ha presentado mejorías en las últimas horas en su evolución clínica y se encuentra "estable" dentro de la máxima gravedad, según han informado fuentes hospitalarias.
La herida, María Teresa A.V., madrileña de 20 años, que se encuentra ingresada en la UVI de la tercera planta del Fundación Jiménez Díaz continúa "estable" dentro de su estado crítico. Presenta un aplastamiento torácico y sufrió una falta de oxígeno en el cerebro (anoxia), por lo que muy posiblemente tendrá importantes secuelas en el futuro, aunque "no está pendiente de ninguna intervención quirúrgica", según fuentes hospitalarias.
La joven presenta severos problemas derivados del aplastamiento. La adolescente estuvo durante varios minutos en parada cardiorrespiratoria, de la que los sanitarios del Samur pudieron sacarla.