Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Desolación entre los agricultores y ganaderos por las crecidas del Ebro

Demasiadas crecidas en sólo 20 días en la localidad zaragozana de Remolinos, que ha sufrido las duras consecuencias de las inundaciones del Ebro. Numerosas reses han muerto o corren peligro y miles de hectáreas de cultivo están anegadas y echadas a perder. En este sentido, en Aldeanueva de Ebro, en La Rioja, el río ha dejado a su paso millones de perales afectados. Las cosechas destrozadas aumentan más aún la indignación en Alfaro, en Zaragoza, donde los agricultores han protestado cara a cara ante la visita de los políticos para intentar aún siendo pesimistas que les den una solución.