Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Desmantelada una organización criminal implicada en más de 100 robos en viviendas

Desmantelada una organización criminal implicada en más de 100 robos en viviendasGuardia Civil

Agentes de la Guardia Civil han detenido a un total de 11 personas, diez marroquíes y un argelino, como presuntos integrantes de una organización criminal implicada en más de 100 robos de viviendas en Alicante y Murcia, dedicada también presuntamente al tráfico de estupefacientes.

Según ha informado el Instituto Armado en un comunicado, la operación 'Arcen' se inició en octubre de 2014 tras el robo con fuerza en una vivienda de Ciudad Quesada-Rosales (Alicante) en el que los autores se apropiaron de las llaves del domicilio utilizando un palo largo con gancho que, a modo de caña de pescar, introdujeron por una ventana previamente forzada hasta el lugar donde estaban depositadas las llaves. Una vez conseguidas, accedieron al interior y se llevaron material informático, electrónico, fotográfico y dinero en efectivo.
Esta forma de actuar llevó a los investigadores a centrar su atención sobre un grupo de personas, mayoritariamente de origen marroquí, con antecedentes por robos con fuerza que estaban asentados en las localidades alicantinas de Redován y Callosa de Segura.
Durante la investigación los agentes pudieron constatar que la organización se trasladaba a la hora de cometer los robos en vehículo hasta una zona próxima a la vivienda que habían seleccionado, quedando el conductor en el vehículo para realizar labores de contravigilancia y poder advertir a los demás de una posible presencia policial en la zona.
Asimismo, se pudo determinar que parte del material sustraído era enviado a Marruecos para su venta y el resto era vendido a receptadores en España, adquiriendo con los beneficios obtenidos partidas de hachís que posteriormente comercializaba la red.
Tras las labores de vigilancia y seguimiento sobre la red, una vez identificados sus principales miembros y labores que cada uno desarrollaba en la organización, se procedió a la detención de 11 personas residentes en las localidades alicantinas de Redován y Callosa de Segura, realizando cinco registros domiciliarios (dos en Redován, dos en Callosa de Segura y uno en Rafal).
Se han esclarecido hasta la fecha 25 robos, aunque los agentes continúan analizando la documentación y material intervenido, al sospechar que el mismo grupo pudieran ser autor de más de cien robos.
Tras pasar los detenidos a disposición judicial, esta decretó el ingreso en prisión de todos ellos. La operación, dirigida por el Juzgado de Instrucción número 2 de Torrevieja (Alicante), ha sido llevada a cabo el Equipo contra el Crimen Organizado (ECO) de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil con sede en Alicante, agentes del mismo Cuerpo de El Pilar de la Horadada (Alicante) y otras unidades de los lugares donde la red había actuado.