Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Desmantelada una banda de georgianos acusada de cometer medio centenar de robos en pisos de Zarautz y Zumaia

La Ertzaintza ha desmantelado una banda de georgianos dedicada al robo con fuerza en viviendas a la que se atribuye medio centenar de asaltos con fuerza en domicilios de las localidades guipuzcoanas de Zumaia y Zarautz. El grupo está formado por tres varones afincados en Bizkaia que habitualmente usaban un juego de ganzúas para franquear el paso. Además, utilizaban pestañas de plástico en el umbral de las puertas para detectar la presencia de moradores en las casas.
Según ha informado el Departamento vasco de Seguridad, la Ertzaintza registró entre los pasados meses de febrero y abril un total de 52 denuncias por robos en viviendas de Zarautz y Zumaia que contaban con una serie de patrones comunes.
En concreto, se produjeron siempre en día laborables y, preferentemente, entre las 11.00 y las 13.00 horas, así como entre las seis y ocho de la tarde, un horario en el que hay más ausencias en las casas. Todas las viviendas asaltadas fueron pisos, y para franquear las puertas de acceso se manipularon las cerraduras sin causar graves daños.
Una vez en el interior, los asaltantes se apropiaban de dinero, joyas y aparatos tecnológicos. En una misma jornada llegaron a cometerse hasta tres robos y la Ertzaintza estima que el valor de lo sustraído en esos asaltos ronda los 50.000 euros.
La Policía vasca abrió una investigación y reforzó la presencia policial en el horario y área de riesgo. De este modo, semanas después se puedo identificar el vehículo usado por los sospechosos, un Renault Laguna. Esta semana el dispositivo policial detectó ese vehículo en la carretera N-634, en Getaria.
Al dar el alto, sus tres ocupantes trataron de darse a la fuga aunque finalmente el vehículo fue interceptado y los tres varones detenidos. Los ertzainas recogieron de la carretera un juego de seis ganzúas que habían arrojado en su huida. Durante el arresto los tres sospechosos ofrecieron resistencia aunque fueron reducidos sin producirse daños personales ni materiales. El automóvil quedó intervenido como prueba del delito, al considerar que era su medio de transporte para cometer los robos.
Uno de los detenidos tiene 26 años y cuenta con antecedentes por robo, hurto y receptación mientras que el segundo, de 28 años, también cuenta en su historial con robos y agresiones. Por último, el más joven, de 23 años, ha sido detenido por robo, falsificación de documentación, agresiones a agentes y funcionarios públicos. Todos ellos tienen prohibido además el acceso a territorio español por incumplir la Ley de Extranjería.
En el atestado policial la Ertzaintza recoge los 52 delitos de robo con fuerza y considera que forman un grupo criminal. La banda estaba afincada en una localidad de la Margen Izquierda vizcaína desde donde se desplazaba a las dos localidades costeras de Gipuzkoa. Asimismo, se les acusa de un delito atentado a agentes y desobediencia por su conducta durante el arresto. Los arrestados fueron puestos este viernes por la tarde a disposición judicial.