Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Descubren que una variante genética, que tiene casi el 25% de la población, aumenta el riesgo de depresión

Un estudio de la Universidad de Florida Central (Estados Unidos) ha descubierto que la apolipoproteína E4 (ApoE4), una variante genética que podría tener alrededor del 25 por ciento de la población, aumenta en un 20 por ciento el riesgo de padecer depresión.
Para alcanzar esta conclusión, publicada en 'The Journal of Clinical Psychiatry', el equipo liderado por la doctora Rosanna Scott analizó a 3.203 personas de entre 53 y 71 años y que, anteriormente, habían sido incluidas en el 'Estudio Longitudinal de Wisconsin' en el que se analizaron datos como la salud, las relaciones sociales y la mortalidad.
Una vez analizados todos los datos, los científicos hallaron que los que tenían ApoE4 tenían más síntomas depresivos a medida que envejecían. Posteriormente, investigaron si esta variante genética también provocaba un aumento en los niveles de colesterol, ya que en estudios hallaron que los factores de riesgo cardiovascular, como el colesterol alto, hipertensión o azúcar en sangre, aumentaban también el riesgo de depresión.
En este sentido, los investigadores observaron que la ApoE4 unida a una mala salud vascular no aumentan de forma conjunta el riesgo de depresión, pero si de forma independiente. "Estadísticamente se tiene un mayor riesgo de desarrollar cuadros depresivos si se tiene ApoE4, por lo que, aunque no se puedan cambiar los genes, si se pueden hacer estrategias para mejorar y controlar la salud", han zanjado los expertos.