Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Desarticulada una red de falsos policías que robaba a turistas en autopistas de Cataluña

Los Mossos d'Esquadra han desarticulado una organización criminal de falsos policías que robaba a turistas en autopistas simulando identificaciones o controles policiales para sustraer dinero, joyas y objetos de valores.
La operación ha permitido detener a ocho personas en Cataluña y Valencia, y entre los detenidos están los principales jefes de la organización, ha informado la policía catalana este miércoles en un comunicado.
A los integrantes del grupo, principalmente de origen iraní y paquistaní, se les atribuye la participación en un total de 40 robos en diferentes puntos de Cataluña.
Los hechos se remontan al mes de agosto, cuando los Mossos detectaron un aumento de robos a turistas por parte personas que previamente se habían acreditado como policías.
Las indagaciones permitieron establecer que gran parte de los robos eran cometidos por un mismo grupo, que siempre seguía un mismo método: dos o tres supuestos policías paraban a las víctimas simulando controles, aprovechaban descuidos para realizar los robos y cuando habían conseguido el objetivo se marchaban rápidamente en coche.
Robaban principalmente en vías rápidas de la comarca barcelonesa del Vallès Oriental, por donde circulan habitualmente muchos coches extranjeros, y siempre evitaban las horas de máxima concentración de vehículos para tener garantizada una rápida fuga tras el robo.
Cuando preveían menos afluencia de turistas en las carreteras buscaban a víctimas en zonas próximas a hoteles de la ciudad de Barcelona o del Aeropuerto de Barcelona-El Prat.
Las ganancias que conseguían de los diferentes robos eran repartidos de acuerdo a las condiciones establecidas anteriormente por los jefes y los hombres fuertes de la organización.
REGSTROS
El 1 de diciembre se realizó una entrada y registro en cinco domicilios de Badalona (Barcelona), se detuvo a seis miembros de la organización --entre ellos los principales jefes del grupo-- y se intervinieron cinco vehículos, 5.000 euros en metálico, billetes y divisas de varios países, joyas, relojes de lujo y aparatos electrónicos.
Además, el mismo día se detuvo a dos miembros más de la red en Valencia, en colaboración con la Policía Nacional.
A los detenidos, seis hombres, una mujer y un menor, de nacionalidad iraní y paquistaní, también se les considera autores de los delitos de falsificación documental, usurpación de función pública y pertenencia a organización criminal.
Todos los adultos ingresaron en prisión por orden del Juzgado de Instrucción 4 de Mollet del Vallès y el menor pasó a disposición de la Fiscalía, que decretó el internamiento en un centro de menores.