Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un 'chupa-chup' para mejorar la calidad de vida de los pacientes de quimioterapia

Desarrollan un 'chupa-chup' de hielo para mejorar las condiciones de los pacientes de quimioterapiaInformativos Telecinco

La asociación sin ánimo de lucro 'We can be heroes', nacida en Valladolid el pasado mes de octubre, ha presentado la patente de un molde de hielo específico para su uso en el tratamiento de quimioterapia en pacientes de cáncer de mama, con el objetivo de tratar de mejorar su calidad de vida.

La mucositis es una inflamación en la mucosa del interior de la boca y la garganta que puede generar úlceras y llagas y que se produce hasta en el 40 por ciento de las personas que reciben quimioterapia. Hasta ahora, los hospitales ofrecen una manera básica de controlar la mucositis: chupar cubitos de hielo o polos de sabores durante la sesión de quimioterapia.
El molde, patentado por la asociación pretende resolver, por un lado, la "incomodidad" del cubito de hielo tradicional, que no dispone de un soporte para sujetarlo y, por otro, evita tomar polos con sabor, que resultan indigestos para los pacientes.
El invento consiste en un molde, apto para congeladores, que realiza una esfera de hielo adaptada a la forma de la boca y que contiene un palo para facilitar su utilización durante el tratamiento. Dicho proyecto se ha desarrollado con la colaboración del Grupo de Investigación Bisite, de la Universidad de Salamanca, que dirige el Vicerrector de Investigación y Transferencia, Juan Manuel Corchado.
El 'chupa-chup' se incluirá en el 'Kit We Can' que la asociación quiere donar a los hospitales de Valladolid y que contendrá, además, un pañuelo especialmente diseñado por Esther Noriega. También contiene una manta para que las pacientes se encuentren más confortables durante el tratamiento de quimioterapia, un abanico para combatir los sofocos que sufren algunas pacientes y un carnet de Heroína que "transmite fuerza y vitalidad", informaron fuentes de la asociación.