Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mariano y Concepción, desahuciados por avalar a un hijo

Mariano y Concepción terminaron de pagar su hipoteca en 1979. Pero ahora podrían verse desahuciados por avalar a uno de sus cinco hijos. "Fui a avalar a un hijio y me encontré con una hipoteca", señala Mariano en su casa de Leganés, de donde le pueden desahuciar porque no cumple los requisitos establecidos por el Gobierno para evitar el desahucio. Cobran 800 euros al mes de pensión y una hija de 24 años vive con ellos. Cuando el banco les quite su vivienda, aún le deberán 114.000 euros.