Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pepi podrá seguir viviendo en su casa

Lágrimas de desesperación que han terminado en alegría. Al final de la mañana recibia la noticia, podía seguir viviendo en su casa, el banco había pedido la suspensión. Debe al banco 24.000 euros pese a que ella pagaba pero el dinero no llegaba al banco porque la anterior propietaria de la vivienda la estafó. La plataforma de afectados por las hipotecas ha estado con ella apoyándola.