Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Demuestran que guardar secretos puede afectar a tu salud física y mental

Demuestran que guardar secretos puede afectar a tu salud física y mentalGtres

Todos guardamos de media 13 secretos, cinco de los cuales nunca se los hemos dicho a nadie. Es lo que han descubierto unos científicos, quienes han analizado en un estudio de qué manera puede afectar guardar secretos para la salud mental y física.

Michael Slepian, el principal investigador y profesor en Columbia Business School, dijo a The Atlantic que cuando "la gente estaba pensando en sus secretos, actuaban como si estuvieran agobiados y pesados físicamente, y parecen tener un poderoso efecto incluso cuando no se ocultan".

Slepian y su equipo examinaron 13.000 secretos registrados en 10 estudios previos para averiguar cuáles son los tipos más frecuentes de secretos y examinar si el hecho de guardar secretos podría afectar negativamente a la salud física y mental de los individuos es cierto, informa Science Alert.

Investigaciones previas han vinculado los secretos con la depresión, la ansiedad y la mala salud física. ¿Pero es el secreto mismo el que es tan peligrosos o la simple razón de que los humanos no reaccionamos bien al intentar mantener algo escondido?

Los investigadores agruparon los 13.000 secretos en 38 categorías y se los enseñaron a 2.000 nuevos participantes. Estas categorías implicaban cosas como mentir, hacerle daño a alguien, consumir drogas, robar, violar la confianza de alguien, infidelidad sexual, un pasatiempo secreto y orientación sexual.

Cuando se preguntó a los participantes si guardaban secretos relacionados con cualquiera de estas categorías, se encontró que una persona estaba guardando de media 13 de los 38 secretos, cinco de los cuales nunca se los han contado a nadie.

Como informa The New Yorker, el estudio que hay un 47% de probabilidad de que uno de sus secretos involucre una violación de la confianza; un 60% de que implique una mentira o un problema financiero; y un 33% de probabilidad de que se trate de un robo, una relación oculta o descontento en el trabajo.

Además, averiguaron que los secretos aparecían en mayor medida cuando la gente estaba sola que con gente. Es decir, pasamos más tiempo pensando en nuestros secretos que tratando de ocultarlos.

"En realidad, no encontramos muchas situaciones en las que tengamos que esconder nuestros secretos en relación con todas las veces que un secreto sólo entra en nuestros pensamientos e interfiere en nuestro pensamiento", dijo Slepian.
En el estudio encontraron que realmente el secreto en sí o el ocultarlo no es lo que nos hace daño, sino que tiene que ver más con nuestra preocupación por ellos. "Los secretos ejercen una atracción gravitatoria sobre nuestra atención, y es esa revisión cíclica de nuestros secretos la que explica los efectos nocivos que tienen en nuestro bienestar y en nuestras relaciones satisfactorias", incidió Malia Mason, coautora del estudio y profesora asociada de la Columbia Business School.

Slepian por su parte sugiere que "si lo más perjudicial de todo es la forma en la que pensamos acerca del secreto, si pudiéramos conseguir que se pensara menos en ello o cambiara la forma en la que pensamos en el secreto, podría mitigarse ese efecto negativo".
Si quieres aprender más sobre los secretos, Columbia Business School ha puesto a disposición de todos en internet el secretómetro, donde puedes comprobar si tus secretos inconfesables coinciden con los del estudio o si cambian dependiendo de la edad y el género.