Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dejan su vida en California para vivir en una casa en un árbol

Parejatelecinco.es

Robert y Gail tenían un sueño: dejar de trabajar para siempre e irse a vivir a Hawái. Tras 20 años ahorrando para llegar a su objetivo, la pareja ha vendido su vivienda en California para mudarse a una casa en un árbol. Aunque no era lo que tenían pensado, el matrimonio ha afirmado que la realidad que vive hoy ha superado sus expectativas. Han montado en la isla paradisiaca una empresa dedicada a las bodas. El objetivo: ser y hacer felices.

Robert perdió su trabajo en biotecnología. Gail estaba estresada con el suyo. Era el momento de cumplir su sueño de jubilarse y vivir en Hawái sin preocupaciones. La pareja decidió seguir adelante con el destino deseado, lugar en el que se casaron, pero decidieron montar una empresa de bodas. El matrimonio -a raíz de una broma- construyó en un árbol una casa para vivir y que finalmente se convirtió en un pabellón de bodas.
La realidad ha superado a sus sueños. Como son sus propios jefes, han dejado atrás el estrés y las discusiones que acostumbraban a tener en su rutina en California. Ya no están ocupados como para no poder disfrutar de la vida. “La forma en la que trabajamos ahora nos permite ser libres”, señala Gail. “Sería una terrible pesadilla el pensar que tenemos que volver a nuestra vida de antes.”