Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Defensa de la Sanidad Pública rechaza nuevos tramos de copago y avisa de que no sirve para reducir el gasto en fármacos

La Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP) ha rechazado la creación de nuevos tramos de copago que ha planteado la ministra del ramo, Dolors Montserrat, y recuerda que esta medida no ha servido para reducir el gasto farmacéutico del Sistema Nacional de Salud (SNS).
Durante su comparecencia la semana pasada en el Congreso, la titular de Sanidad se mostró dispuesta a estudiar "mejoras" en el sistema de copago en función de la renta que puso en marcha el Gobierno en 2012, en especial en el tramo de renta que va de 18.000 a 100.000 euros anuales, por el que los ciudadanos deben pagar un 50 por ciento de lo que le cuestan los medicamentos financiados que adquieren en las farmacias.
Este sistema, según la FADSP, ha supuesto no solo que se hayan incrementado notablemente las cantidades que los ciudadanos pagan por el acceso a las prestaciones sanitarias que precisa, sino además la exclusión del acceso a la prestación farmacéutica de un elevado número de personas (13,4%) con las negativas consecuencias para su salud que ello supone.
Además, ha criticado que la instauración de nuevos tramos de copagos significará aumentar la barrera económica para el acceso a los medicamentos de un sector, el de los pensionistas, que "tiene bajos ingresos y serios problemas de salud".
"Todo ello con la prórroga del acuerdo con Farmaindustria garantizándole un incremento en relación con el crecimiento del PIB", según ha denunciado esta entidad, que acusa al Gobierno de ser "complaciente con los poderosos y despiadado con los débiles e indefensos".