Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una navideña bandera LGTB para desafiar a su vecina homófoba

Decora su casa con luces de Navidad formando la bandera gay para desafiar a su vecina homófobacuatro.com

¿Hay una mejor forma de dar una lección a tu vecino homófobo que colocar 10.000 luces de Navidad formando la bandera LGTB en la fachada de tu casa? La idea se le ocurrió a Lexi Magnusson, una mujer de 34 años, que tras descubrir las ideas homófobas de su vecina, decidio actuar con una agresión pasiva.

Una vecina de Seatlle (EEUU) se ha convertido, sin pretenderlo, en todo un referente de la comunidad LGTB. Lexi Magnusson, de 34 años, ha compartido una foto en la red social Reddit que ya se ha viralizado por todo el mundo.
La foto muestra la fachada de su casa adornada con más de 10.000 luces de Navidad con los colores del arcoíris –y de la bandera LGTB, símbolo del orgullo gay y lésbico-. La mujer se propuso decorar su casa con los colores de la bandera del colectivo homosexual después de que su vecina le expresara abiertamente sus ideas homófobas.
"Nuestros nuevos vecinos son intolerantes. Como la agresión normal conduce a tener cargos policiales, fui con una agresión pasiva. 10.000 luces", señaló en Reddit.
"Ella es mormona y escuchó que nosotros también. Mi conjetura es que pensó que somos aún creyentes, a pesar de que mi marido le dijo que ya no asistimos a los actos religiosos", señaló Lexi a The HuffPost. "Me imagino que ella pensó que nosotros todavía teníamos la misma creencia sobre las cuestiones LGTB como lo hace la Iglesia. Y, absolutamente nosotros no pensamos eso. Es por lo que salimos de la Iglesia mormona".
La vecina aseguró que se marchó de Magnusson (EEUU) con su familia para "proteger a sus hijos". Al parecer, su hijo estaba asistiendo a una escuela secundaria que permitió a varias lesbianas asistir juntas al baile, y tenían asambleas escolares donde hablaban abiertametne sobre la aceptación de la transexualidad".
"Ella dijo que quería sacar a sus hijos de ese tipo de influencia y de la gente que hace ese estilo de vida", señaló Magnusson. "Yo solamente respondí con un 'tus hijos van a estar expuestos a este tema, no importa lo que usted decida. Ellos saben que no deben ser groseros con otros niños sobre cómo ellos nacieron'. Entonces, entré al interior de mi casa", señala la afectada.
Por este motivo, ni corta ni perezosa y siendo una aficionada a las luces de Navidad, decidió encargar 10.000 luces con la bandera del arco iris para cubrir su casa. "Me sentí muy bien después de ponerlas todas. Envié un mensaje a mi primo, que es gay y también le gusta las luces de Navidad, y me dio su aprobación".