Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Declarado inocente después de ir a la cárcel por confiscarle el móvil a su hija

Martillo juezGtres

Un padre de Texas, Ronald Jackson, ha sido arrestado por confiscarle el teléfono a su hija de 12 años. Él tan solo quería darle un escarmiento por enviarle un mensaje inapropiado a un amigo. Fue su expareja quien llamó a la policía porque nadie considera que nadie puede apropiarse de las posesiones de otra persona, ni siquiera un padre. 

Ronald decidió que su hija necesitaba una lección, cuando descubrió hace casi tres años, un mensaje en el que hablaba de malas formas a otro niño. La madre de la niña no apoyó al padre de su hija y envió a la policía a su casa, ya que considera que “no puedes apropiarte de las posesiones de alguien, seas su padre o no”.
Tres meses después de lo ocurrido, Ronald  recibió una citación por el robo de una posesión, menor de 50 dólares, considerado un delito menor. Además, recibió por parte de la fiscalía, una oferta para devolverle el teléfono a su hija sin llegar a mayores. Sin embargo, se negó, tal y como recoge 'Elite Daily'. 
Esta negativa elevó la gravedad del delito,  lo que implica multas de hasta 2.000 dólares y seis meses de cárcel. El pasado abril se emitió una orden judicial y Ronald fue arrestado en su casa, pero se liberó poco después, tras pagar una fianza de 1.500 dólares.
El jueves finalizaba el juicio de este caso, en el que Ronald fue declarado inocente por falta de pruebas. Sus abogados han afirmado que la policía local y la fiscalía han violado los derechos civiles de su cliente y han planean elevar su queja a las autoridades del Estado