Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dastis ve "difícil" cumplir el compromiso de acoger a 17.000 refugiados porque según la UE sólo hay 16.000 registrados

El ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, Alfonso Dastis, ha asegurado que es "difícil cumplir" con las más de 17.000 plazas con las que se comprometió España para reubicación y reasentamiento de refugiados cuando, según el informe de la UE presentado este martes, hay 16.000 personas (12.400 en Grecia y algo más de 4.000 en Italia) "registrados y listos" para ser reubicados.
Así lo ha señalado durante su intervención en la Sesión de Control al Gobierno en el Congreso, en donde también ha indicado que España tiene 1.500 procedimientos de reubicación "en marcha" y otros 960 en cuanto a reasentamiento. Además, ha indicado que en este último caso, el país tendría disponibilidad para 542 plazas más.
El ministro también ha defendido el trabajo de su departamento y ha destacado que están haciendo "lo que está en su mano" para cumplir con el cupo, tanto "por solidaridad con los interesados", como "por convicción moral" y "porque lo demanda la sociedad".
El titular de Asuntos Exteriores ha sido preguntado sobre esta materia por la diputada socialista Carlota Merchán, quien le ha reprochado que el Gobierno no esté actuando "con inteligencia" ante esta crisis. Así, le ha recordado que hace 25 años España acogió a los refugiados de Bosnia cuando era un país "más pobre" con "cifras de paro similares" y "sin experiencia" en reubicación.
NO SE PUEDE ESCOGER
Para Merchán, tras seis meses en el cargo, Dastis ya debería saber lo que se espera de su ministerio y de su legado. "Y no me parece que pueda haber uno peor que poder ser sancionado por no acoger", ha apuntado la diputada en relación a la amenaza de sanción por parte de la UE.
En este sentido, Dastis ha respondido que las advertencias de Bruselas llegan en relación a la intención del Gobierno de acogerse a las peticiones que solicitaban como destino concreto España. "Pero no podemos elegir, tenemos que esperar que nos digan a quién podemos traer", ha señalado el ministro, quien ha apuntado que, mientras, seguirán trabajando para que los refugiados tengan "las mejores situaciones de acogida".
Finalmente, ha destacado la colaboración de su departamento con el sector privado y ha nombrado a empresas como Telefónica, VIPS o Alsa que, según ha señalado, han puesto en marcha diferentes programas para que los refugiados que lleguen "se sientan como en su país de origen".