Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"La vida es efímera y eso se acaba. Y hay que vivir el momento porque es irrepetible"

Junto a los fogones el salto base se había convertido en la gran pasión de su vida."Soy un enamorado de los espacios abiertos, de la naturaleza en estado salvaje, del deporte, del riesgo, de vivir sensaciones". Y con esa filosofía Darío Barrio se atrevió a sobrevolar el salto del Ángel en Venezuela, o los fiordos noruegos.