Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Daniel Sánchez Arévalo dirige un corto sobre las casas Ronald McDonald: "La sonrisa de una niña con cáncer me desarmó"

La Fundación Infantil Ronald McDonald ha presentado el cortometraje 'Leones', dirigido por Daniel Sánchez Arévalo ('La gran familia española'). "Vi a una niña con cáncer y su sonrisa me desarmó por completo. Tenía un optimismo metido en el cuerpo que me encandiló y dije que por ahí tenía que ir mi historia", ha confesado el director en una entrevista concedida a Europa Press.
La película cuenta la historia de un joven que va con sus padres a pasar una estancia larga a una casa Ronald McDonald porque su hermano pequeño está enfermo en el hospital. "Es un chaval que no se integra, que vive muy encerrado en su burbuja, y el gran conflicto que tiene es que no se atreve a ir a ver a su hermano pequeño al hospital", ha señalado Sánchez Arévalo.
La Fundación Infantil Ronald McDonald otorgó al cineasta "absoluta libertad" a la hora de crear su historia, ya que solamente querían que se reflejara "la realidad que se vive en sus casas". "Para mí era muy importante visitar las casas. Son gente y familias que viven situaciones complicadas pero que transmiten luz y algo muy cálido y cercano", ha asegurado el director.
Para Sánchez Arévalo, su "máxima obsesión" era que "todo lo que se viera fuera absolutamente real y reconocible" por cualquier miembro de las casas. Así, ha destacado que "todo" lo que ha escrito es una historia que "podría ocurrir" en una casa Ronald Mcdonald, y que, aunque los protagonistas son actores, han participado voluntarios reales.
Además, el director ha afirmado que la trama no tiene "una visión ñoña ni adulterada", sino que es "una historia real" que se vive en esas casas "todos los días". "Un cortometraje necesita conflicto, hay que contar una historia con conflicto y no un documental de promoción de las casas", ha precisado.