Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El metrosexual ha muerto, larga vida al ‘spornosexual’

Dan Osbornedanosborneofficial

El creador del término metrosexual hace 20 años, Mark Simpson, declara muerto el término y descubre al que lo sustituye: el ‘spornosexual’. Ese "sporno" viene de la mezcla entre ‘sports’ (deporte) y ‘porno’. Y lo explica así: "El spornosexual es un hombre que quiere ser deseado por su cuerpo, no por su armario. Y mucho menos por su cabeza".

Según Simpson, este nuevo ‘especimen’ de hombre se encuentra deseable y está más obsesionado con su cuerpo que el metrosexual. El spornosexual cuida sus músculos y le gusta fotografiarse con la menor cantidad de ropa posible: en sus numerosos selfies, donde muestra sus músculos, piercings y tatuajes y que cuelga en las redes sociales, aparece habitualmente enfrente de un espejo con poca ropa. Y vienen, van o están en el gimnasio. Muchos no son famosos, pero acumulan ‘me gusta’ con cada foto sin camiseta que aparece en Instagram. Esta “segunda generación de metrosexuales”, como Simpson califica a los spornosexuales, ponen el acento en la parte ‘sexual’ del término ‘metrosexual’.
Según el periodista, los ‘spornosexuales’, a pesar de su heterosexualidad, están enamorados de sí mismos, van al gimnasio de día, ven pornografía de noche y se preocupan más por su cuerpo que por su ropa y sus mentes, un poco más que el metrosexual.
Esto también lo apunta Simpson: "Sus propios cuerpos, más que cualquier producto, se han convertido en el accesorio último. En el gimnasio los convierten en una mercancía excitante que comparten y comparan". No discriminan entre hombres y mujeres a la hora de recibir comentarios o halagos porque no tienen miedo a que otros hombres le deseen.
Simpson pone como ejemplo de spornosexual a Dan Osborne, salido de un reality show británico llamado 'The only way is Essex'. Este programa de telerrealidad va de jóvenes guapos y de clase acomodada que viven terribles problemas de primer mundo.