Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Se estrecha el cerco contra el foco de contagio

Los técnicos de Salud estrechan el cerco sobre el foco de contagio. Buscan a la persona que ha transmitido la bacteria al niño y el último lugar que están analizando es éste. La piscina de Torelló donde iba el menor. En total, se sigue la pista a unas 150 personas. Unos días antes de ser ingresado el niño estuvo en clase de natación. Los sanitarios se han puesto en contacto con todas las personas que estuvieron ese día con el pequeño. El niño sigue muy grave, y los padres están destrozados. Mientras tanto, muchos vecinos han acudido en los últimos días hasta aquí, hasta el ambulatorio de Olot. Algunos con dudas, otros para vacunarse.