Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La DGT pretende obligar a que los ciclistas lleven casco por la ciudad

La reforma también obliga a las bicicletas a circular por la calzada pero podrán ir por las aceras de más de tres metros de ancho al igual que los niños menores de 14 años.

Las ciudades con sistemas de bicicletas públicas protestan contra esta reforma porque creen que disminuirá el número de ciclistas. Pero hay ciudades como Barcelona que buscan otra solución para mejorar la seguridad de los ciclistas, invirtiendo más de medio millón de euros en la infraestructura ciclista.