Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La DGT prevé 13 millones de desplazamientos en Semana Santa

La operación especial comenzará este viernes a las 15:00 horas y se extenderá hasta las 24:00 horas del lunes 1 de abril. La operación tendrá dos fases: la primera, entre el viernes y el domingo 24 de marzo, en la que se prevén 3,3 millones de desplazamientos; y una segunda fase, más complicada por volumen de desplazamientos, entre el miércoles 27 de marzo y el lunes 1 de abril, en la que se prevén 7,5 millones de desplazamientos.

Según ha señalado Seguí, unos 10.000 agentes de la Guardia Civil participarán en el operativo, "intensificando turnos para estar donde más se les necesita", con especial atención a la carreteras convencionales. Como ha apuntado Seguí, la Semana Santa es el "periodo de tiempo en que mayor número de desplazamientos se concentran". El año pasado 45 personas se dejaron la vida en las carreteras.
Asimismo, la directora de tráfico ha subrayado la importancia de la elección de la vía, y ha recordado que el 78 por ciento de los fallecidos en España ocurren en carreteras secundarias.
Previsiones de circulación para Semana Santa
En esta primera fase de la operación Semana Santa, Tráfico prevé que los principales problemas se produzcan en la tarde del viernes y el sábado por la mañana, sobre todo desde el centro de la Península a Levante y Andalucía. Ya el sábado y el domingo, coincidirán los desplazamientos de largo recorrido propios de las vacaciones con los de corto recorrido por fin de semana,
A partir del mediodía del miércoles, la DGT prevé retenciones en las salidas de las grandes ciudades que se irán incrementando a lo largo de la tarde para trasladarse a los lugares de destino. El jueves por la mañana también es previsible que se produzca un incremento del tráfico a la salida de los núcleos urbanos, a los que se sumarán a mediodía los conductores de Cataluña y Valencia que inician sus vacaciones.
Esta segunda fase concluirá a las 24.00 horas del lunes 1 de abril con la operación retorno que tendrá lugar durante el domingo y el lunes de Pascua, ya que en las Comunidades de Baleares, Cantabria, Cataluña, Comunidad Valenciana, Navarra, País Vasco y la Rioja es festivo. En el resto de autonomías, día no lectivo para escolares y universitarios, se prevé también que se produzca una importante cantidad de movimientos de retorno que se sumarán a los de un día laborable cualquiera.
Durante estos días, la DGT seguirá concienciando a los conductores a través de mensajes en radio, prensa e Internet de la necesidad de realizar una conducción responsable. En esta Semana Santa, los mensajes van dirigidos principalmente a las carreteras secundarias que es donde mayores riesgos hay y donde mayores precauciones se deben adoptar. 'En carreteras secundarias, tu seguridad es lo primero' es el lema que se podrá escuchar en todas las cuñas y anuncios que se emitan durante este periodo.
Nuevo sistema de vigilancia de las carreteras
La Dirección General de Tráfico (DGT) aprovecha la operación salida para estrenar el nuevo sistema que medirá la velocidad a la que circulan los vehículos en las carreteras desde el aire, mediante un mecanismo instalado en uno de sus helicópteros, llamado 'Pegasus'. Tras detectar un exceso de velocidad, la cámara que lleva instalada el helicóptero realiza "tres medidas repetidas para cotejar que se está infringiendo" el límite. De ahí, la imagen se envía al centro de denuncias automatizado de León y en última instancia "a la casa del infractor".
'Pegasus', que no puede ser detectado por los detectores de radar, debido a la altura a la que vuela, se usará principalmente para controlar la velocidad de los vehículos que circulan por las vías convencionales, las que no tienen separación física entre los carriles de ambos sentidos, y en las que suele ser más difícil establecer controles con vehículos con radar. Este tipo de carreteras, donde mayor riesgo hay de tener u accidente, centran precisamente la campaña de comunicación que la DGT ha preparado para la operación especial de Semana Santa.