Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Critican que la Ley de Protección Animal de Madrid acabará con las protectoras que no tengan centro de acogida propio

Un total de 59 asociaciones de protección animal de la región han criticado este jueves que la Ley de Protección Animal de la Comunidad de Madrid acabará con las protectoras que no cuenten con centro de acogida propio.
Según han informado 59 asociaciones de la región en un comunicado, de no modificarse el borrador del reglamento de la ley, la norma "supondría la desaparición de las protectoras que no poseen centro de acogida propio", porque se "les quita la posibilidad de poner los microchips de los animales a su nombre y, con ello, la gestión de su salud y bienestar y la potestad de buscarles una adopción responsable".
En opinión de las asociaciones, "una regulación real y efectiva debería basarse en puntos como los protocolos veterinarios, el estado de los animales o los procedimientos de adopción que se llevan a cabo".
Los animalistas se muestran "convencidos" de que sin el trabajo de todas las asociaciones que hay en la región "el 'sacrificio 0' del que presume el Gobierno regional será inviable". "No hay más que escuchar las quejas de muchos ayuntamientos manifestando su incapacidad para llevarlo a cabo y es algo que se agravará si la Comunidad continúa sin tomar medidas reales y eficaces contra el abandono y la cría en manos de particulares", aseveran.
Otro "despropósito" que ven en el borrador reside en la prohibición de que los perros potencialmente peligrosos puedan entrar a establecimientos o al transporte público. A su juicio, es una medida que "los estigmatiza y puede disuadir a sus futuras familias de adoptarlos, dadas las numerosas trabas que se les ponen".
Ven otro "desatino" en la intención de que no se puedan dar en adopción animales que tengan 'enfermedad infectocontagiosa o parasitaria transmisible al hombre o a los animales', pues "están obviando que las asociaciones serias tratan y curan a los animales antes de entregarlos a una familia y que algunas de estas enfermedades no pueden curarse, pero sí se pueden tratar y controlar".
Tras criticar que no se ha contado con ninguna entidad de protección animal de la región a la hora de elaborar el presupuesto, las asociaciones consideran que "incomprensible" que se realicen "discriminaciones regulatorias" a favor de la protección de perros y gatos dejando fuera a otras especies cuando "la realidad de los animales de compañía es mucho más amplia".
Ven otra "carencia" en que no se recogido en el reglamento que los animales de santuario son animales de compañía y apuntan a las "cero medidas reales explícitas" para lograr el 'sacrificio cero'.
Por último, critican la obligación de esterilizar a los perros y gatos que se den en adopción pero no los animales para venta o que formen parte de rehalas o perreras deportivas; y sostienen que para lograr tanto el abandono cero como el 'sacrificio cero' es "imprescindible la esterilización de todos los animales".
El borrador acaba de terminar el periodo de información pública y la Comunidad de Madrid está estudiando las alegaciones y se incorporarán las que sean oportunas.
"En tanto en cuanto no haya un acuerdo que pueda ser asumido de manera mayoritaria prefiero no tener reglamento, pero me gustaría poder tenerlo lo antes posible", ha afirmado este jueves la presidenta autonómica, Cristina Cifuentes, preguntada por el momento en el que se podrá aprobar el reglamento de manera definitiva.
La presidenta madrileña ha indicado que lo que quieren hacer desde el Ejecutivo autonómico es "una regulación garantista, sobre todo buscando el bienestar de los animales", pero también que "no cree problemas donde no los sabía".