Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Alemania y Francia piden un cambio en las cuotas de asilo propuestas por Bruselas

Inmigrantes llegan a Messina tras ser rescatados en el mediterráneoGtres

Alemania y Francia han pedido este lunes cambiar los criterios de cálculo propuestos por la Comisión Europea para determinar la cuota de solicitantes de asilo que debe acoger cada Estado miembro, de forma que se tenga más en cuenta los esfuerzos en materia de asilo realizados por cada país en el pasado.

Bruselas ha propuesto repartir un total de 40.000 demandantes de asilo llegados a Italia y Grecia entre el resto de Estados miembros con el fin de reducir la presión sobre los países más afectados por la crisis migratoria en el Mediterráneo. Alemania y Francia son los países con una mayor cuota asignada (8.763 y 6.752, respectivamente).
"Este mecanismo temporal de relocalización debe fundarse en dos principios de igual importancia: la responsabilidad y la solidaridad. Estimamos que el equilibrio entre estos dos principios no se ha logrado todavía en la propuesta presentada por la Comisión", aseguran los ministros del Interior de Francia, Bernard Cazeneuve, y Alemania, Thomas de Maiziere, en una declaración conjunta difundida este lunes.
"La clave de reparto debe ante todo tener mejor en cuenta los esfuerzos ya realizados por los Estados miembros por lo que se refiere a la protección internacional y a otras formas de asistencia ya puestas en marcha, como la admisión humanitaria", resalta la declaración. Y recuerda que Francia, Alemania, Suecia, Italia y Hungría se reparten ya al 75% de solicitantes de asilo. "Esta situación ya no es sostenible", dicen los ministros.
Además, París y Berlín avisan de que "una mayor solidaridad sólo será posible si todos los Estados miembros de primera entrada responsables de las fronteras exteriores de la UE adoptan, con el apoyo del presupuesto europeo, todas las medidas jurídicas y financieras necesarias para reforzar la vigilancia de las fronteras exteriores".
El Gobierno español también ha rechazado la propuesta de cuotas de la Comisión por considerar que no tiene suficientemente en cuenta la tasa de paro que, a su juicio, es un factor que impide integrar a los refugiados.
El Ejecutivo comunitario se ha felicitado de que "Francia y Alemania apoyen un mejor reparto de las responsabilidades y más de solidaridad en nuestras políticas migratorias". Los ministros del Interior de la UE tratarán de llegar a un acuerdo sobre las cuotas en su reunión del 15 y 16 de junio en Luxemburgo, con el fin de que el mecanismo de solidaridad de emergencia pueda entrar en vigor en julio.