Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un joven es obligado a comer heces de gato antes de ser asesinado

CrimenInformativos Telecinco

Le mataron a golpes, pero antes le obligaron a comer excrementos de gato y le orinaron encima, mientras grababan todo para las redes sociales. Así fue el brutal crimen a Delvin Mendoza-Chaparro, un joven estadounidense de tan sólo 20 años.

Uno de los sospechosos, también de 20 años de edad, Devin Katzfey, obligó a la víctima a comer las heces de sus gatos de la caja de arena, mientras que su hermano 19 años Branden Katzfey, orinaba sobre él.
Los hermanos y Sarah Zakzesky comenzaron a golpear a su víctima, mientras le arrastraban por todo el apartamento de la chica, donde ocurrieron los hechos. El joven fue encontrado más tarde en un callejón con sus vaqueros rotos y bajados, sin zapatos y sin calcetines, vestido con una sudadera de la Universidad de Marquette.
La mujer sospechosa del crimen, declaró ante la policía que ellos habían ido a fumar marihuana en su casa cuando Devin Katzfey intentó robar en su domicilio.Tras esto, comenzaron a golpearle hasta dejarle inconsciente y llevar su cuerpo hasta donde fue encontrado.
Los investigadores encontraron varios vídeos cortos e inquietantes en el Snapchat de la víctima. Se le veía tirado en el suelo, gravemente herido, pero aún vivo. De fondo se escucha: "¿Me oyes, eso es lo que ocurre cuando intentas robar", según confirma Metro.