Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las Cortes autorizan por unanimidad la ratificación del Acuerdo del Clima de París

El pleno del Senado ha autorizado este miércoles la ratificación por parte de España del Acuerdo de París contra el cambio climático con los votos favorables de todos los grupos parlamentarios.
Con este trámite, las Cortes Generales dan por autorizada la ratificación del Acuerdo de París, una vez que ya fue aprobado por el Congreso de los Diputados. La tramitación de la ratificación se ha celebrado por el procedimiento de urgencia, a petición del Ejecutivo, que dio luz verde al texto en el Consejo de Ministros del 11 de noviembre pasado.
Durante su turno de intervención en el pleno de la Cámara Alta, la senadora de Unidos Podemos-En Común Podem-En Marea Sara Mercé Vilá ha instado al Gobierno a implantar las medidas reglamentarias que sean efectivas para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y la mitigación del cambio climático.
Además, aunque ha valorado como una "buena noticia" el anuncio del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, de impulsar una ley de cambio climático, espera que esta no sea "un brindis al sol al calor de la fiesta climática de Marrakech".
Por ello, reclama que la nueva norma no resulte "tan decepcionante" como la de (el expresidente José Luis Rodríguez) Zapatero y que entre quienes la redacten no se encuentren "negacionistas como el primo de (Mariano) Rajoy" que "tanto daño han hecho" a la lucha contra el cambio climático.
Por su parte, el senador del grupo socialista Graciliano Palomo ha destacado que el Acuerdo del Clima no es suficiente pero es "un buen acuerdo dentro de lo que se puede alcanzar en este momento".
El senador ha valorado que es fruto del antecedente del Protocolo de Kioto y, sobre todo, de las evidencias científicas sobre los efectos del calentamiento como los fenómenos devastadores para la población y la naturaleza y que, según ha recordado, se traducen, entre otros, en lluvias torrenciales y sequías, pérdida de biodiversidad, pérdida de hielos polares y los glaciares y el continuo ascenso del nivel del mar.
"Hay consenso en que es la mayor amenaza a la que se enfrenta el planeta y la humanidad y ha empezado a correr el reloj a partir del cual el proceso puede ser irreversible", ha insistido.
En el ámbito nacional ha lamentado que cuando terminó la Cumbre de Marrakech ya lo habían ratificado 111 países, dos tercios de la comunidad internacional, pero no España, por lo que critica que el Gobierno "no haya estado en la cabeza sino en el furgón de cola".
En todo caso, insta a no caer en la complacencia sino a cumplir el acuerdo y ha denunciado que en los últimos cinco años España ha sufrido un retroceso en materia de lucha contra cambio climático.
Por su parte, la senadora del Partido Popular Juana Francisca Pons ha defendido que los "pequeños temas de la política nacional no desvirtúan" este acuerdo universal y vinculante contra el cambio climático y ha asegurado que la lucha mundial contra este reto es "irreversible e imparable" pese a los retrocesos puntuales como el de Estados Unidos donde "no se sabe qué pasará".
En este contexto, ha afirmado que el compromiso de España "ha estado claro en la décima legislatura" porque ha cumplido con Kioto 1 y cumplirá con Kioto 2 y que la ratificación, "una vez que ha habido Gobierno" se ha hecho "con la máxima urgencia".
"Si no había Gobierno no era achacable al Partido Popular. El Gobierno han impulsado políticas claras para mitigar el cambio climático que afecta a todos y España tiene que estar a la cabeza", ha subrayado.
Ante este momento que ha calificado de "histórico", ve que el acuerdo es "mejorable" pero en él todos los países, que han decidido luchar contra el cambio climático y han logrado ponerse de acuerdo en un acuerdo que "marcará el futuro" de las próximas generaciones. Por ello, confía en que la ley española de cambio climático sea aprobada con el máximo consenso posible.